Cómo hicieron los farmers del norte de EE.UU. para septuplicar la cosecha de soja en 20 años


Como parte del SpeedAgro Tour 2022, Infocampo viajó a Estados Unidos con dos grandes objetivos: conocer en profundidad los sistemas de producción norteamericanos y relatar el desembarco de una empresa argentina en ese país. La primera parada fue Fargo, en Dakota del Norte, que nos mostró -con similitudes y diferencias- un paisaje conocido: la soja.

Dakota del Norte tiene 775.000 habitantes y unas 26.000 granjas, desde las que se producen 39 millones de acres (alrededor de 15,7 millones de hectáreas) de una serie bien diversa de cultivos. Históricamente, el trigo es el cultivo más producido en este estado; sin embargo, la última campaña cambió la estadística y ahora la soja es la más elegida. Le siguen el trigo (ya desplazado al segundo lugar) y luego el maíz, como los principales. 

Lejos está del ciclo productivo que conocemos en Argentina: North Dakota puede producir solo seis meses del año (de abril a septiembre), porque en octubre empiezan a llegar las primeras nevadas de la temporada. En esta zona de los Estados Unidos, los productores poseen un promedio de 612 hectáreas, según Hans Kandel, un agrónomo extensionista y profesor del Departamento del Área Vegetal de la Universidad Estatal de Dakota del Norte. 

LA SOJA Y LOS FARMERS

La soja, ahora protagonista de la escena productiva en esta región, se siembra -dependiendo de los días libres de helada- a mediados de mayo, aprovecha el mayor caudal de lluvias de mayo a julio y se cosecha después de la mitad de septiembre.

En general, para el 15 de mayo la soja (que es de un grupo menor a 1 y en casos extremos puede llegar a triple 0) está sembrada; sin embargo, este año todo se retrasó por exceso de agua y se llegó a sembrar un 70% de lo que se implantó el ciclo anterior.

La oleaginosa viene dando saltos en Dakota del Norte: en los últimos 80 años, el rendimiento por hectárea de soja creció 0,3 bushels por acre (20 kg/ha) anual.

¿Motivos? Según los especialistas, la mejora sostenida viene de la mano de una elección puntillosa de la genética (depende mucho de cómo son los suelos de cada región del estado -los mejores están en la zona del Valle del Río Colorado y los más “pobres” al oeste) y afilar constantemente el manejo. Para Kandel, fue clave la simplicidad de control que otorgan los Organismos Genéticamente Modificados (toda la soja que se siembra allí es GMO).

SUELOS Y LLUVIAS

Kandel explica que los suelos de todo el estado se caracterizan por ser arcillosos, por lo que ante un exceso de lluvias, se inundan rápidamente y los rendimientos caen. No obstante, los productores le encuentran la vuelta para evitarlo: algunos empiezan a replicar algo que ya se hace en otros estados como Iowa y ponen en marcha un sistema de drenaje subterráneo del agua, que es bastante novedoso e implica una inversión de unos U$S 900 a U$S 1.000 por acre (alrededor de U$S 2.250 por hectárea).

El especialista advierte que es una de esas inversiones que se repagan a futuro sin problemas, en función del beneficio que genera y la posibilidad de sostener el incremento de los rendimientos. En el caso de los campos alquilados (que hoy rondan los U$S 15.000 por hectárea en la mejor zona productiva de North Dakota), se estila hacer acuerdos entre el propietario de la tierra y el productor para que este último invierta en el sistema y se mantenga por un tiempo determinado el valor de la granja.

Los resultados de diversos ensayos muestran que, gracias al drenaje, se ha podido obtener hasta 6% de incremento en el rendimiento.

Y un ejemplo claro de los saltos de la soja en este estado norteamericano es la comparación que hace el especialista de la NDSU: en 1996, los productores de Dakota del Norte sembraban 850.000 acres (344.000 hectáreas) vs. 7.000.000 de acres (2.832.798 de hectáreas) en la actualidad; en ese entonces cosechaban 24,5 millones de bushels (667 mil toneladas) de la oleaginosa y el último ciclo alcanzaron 181,5 millones de bushels (4,9 millones de toneladas); y el valor neto de la producción pasó de U$S 173 millones a U$S 2.324 millones.

Para los especialistas, esos factores que trajeron a la soja hasta acá, son el pilar del crecimiento que pueda venir.

The post Cómo hicieron los farmers del norte de EE.UU. para septuplicar la cosecha de soja en 20 años first appeared on Infocampo.



Via: InfoCampo – Cómo hicieron los farmers del norte de EE.UU. para septuplicar la cosecha de soja en 20 años


Te puede interesar

Cómo obtener la mejor versión de las pasturas en la próxima primavera

Dos especialistas aportan consejos para cuidar la persistencia y calidad de los recursos y lograr …

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad