La perspectiva del Gobierno para la siembra gruesa: el maíz pierde 200.000 hectáreas que se van a la soja


Tal como ocurrió con el trigo, la primera proyección de siembra de maíz que había hecho la Secretaría de Agricultura de la Nación en agosto había sido optimista: una superficie total, entre híbridos con destino comercial y los de uso forrajero, de 10,6 millones de hectáreas, la misma cifra que la estimada para el ciclo 2021/22 recientemente finalizado.

Sin embargo, la falta de lluvias obligó al Gobierno a reconocer lo inevitable: la implantación del cereal, después de muchos años de crecimiento, terminará reduciéndose, a raíz de la falta de agua y también de un escenario de costos muy altos para este cultivo.

MIRÁ Maíz: claves para aprovechar la napa en la tercera Niña consecutiva

En su reporte mensual de septiembre, Agricultura redujo a 10,4 millones de hectáreas su proyección maicera; es decir, un 2% o 200.000 hectáreas menos que el año pasado.

Y en paralelo, dio a conocer su primera estimación para la soja: 16,3 millones de hectáreas, 1,2% o 200.000 más que en el ciclo anterior. En otras palabras, las hectáreas que cederá el maíz las recuperará la oleaginosa, de acuerdo con la perspectiva oficial.

PANORAMA PARA EL MAÍZ

El reporte del Gobierno incluso reconoce que la superficie estimada “puede seguir disminuyendo de no registrarse precipitaciones para permitir las labores de siembra”.

“Hasta el momento, la menor superficie destinada al maíz temprano se compensaría con un aumento en el maíz tardío que ha dado buenos resultados en las últimas campañas”, indica Agricultura.

De todos modos, ya se advierte un retraso en las labores: el avance de siembra es del 7%, contra un 11% en la misma semana de 2021. “Las tareas se realizan en forma lenta, condicionada por la humedad y temperatura de los suelos”, subraya el documento.

LLUVIAS, POR AHORA, INSUFICIENTES

El panorama planteado por el Gobierno coincide en términos generales con los últimos informes de cultivos difundidos por las Bolsas de Comercio de Rosario y de Cereales de Buenos Aires.

En la tercera semana del mes de septiembre, se produjeron precipitaciones aisladas de muy escasos milímetros y estuvieron muy lejos de recomponer el déficit de la zona central del país, con cinco meses sin lluvias de magnitud y con suelos con una necesidad de recuperar unos 150 milímetros. Esa semana, el caudal de la precipitaciones no superó los 20 milímetros, en los mejores casos.

De acuerdo a la Bolsa de Comercio de Rosario y de acuerdo al reporte de las empresas agropecuarias e ingenieros que dialogan con la entidad, las siembras maiceras no se han generalizado.Las empresas de semilleros sugieren no sembrar con menos de 30 milímetros”, comentan en la zona centro.

“Si bien estas lluvias aportan algo de humedad al sistema, no son suficientes para cambiar la condición de sequía que prevalece en casi toda la región”, explica el consultor en agrometeorología de la entidad rosarina, Alfredo Elorriaga, a lo que agrega que este avance de las siembras, con escasa humedad subsuperficial, puede convertirse en una pesadilla si los lotes no cuentan con las reservas necesarias”.

MIRÁ Lejos de la sequía en el centro del país, el drama en la Patagonia son las inundaciones

Brindando un primer dato, por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, sostiene en su panorama agrícola semanal que “gran parte de los planteos ya incorporados con maíz se ubican en las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, concentrados en sectores con mejor humedad superficial”. Sería un 3% de la superficie intencionada sobre un total de 7,5 millones de hectáreas, dice la entidad porteña.

En la localidad de Bombal, los agricultores y técnicos le dijeron a la Bolsa rosarina que, “para los que no puedan sembrar  se les está  proponiendo entregar las semillas para almacenarlas en cámara”.

El 2021 versus 2022

La entidad rosarina, considerando la cautela y la lentitud con que comenzó la siembra de maíz este año, hizo una comparación del momento, usando imágenes satelitales.

Según el estudio, hace un año, la superficie del cereal no paraba de crecer. “A esta altura ya se había sembrado la mitad del área”, subraya la entidad.

Entonces, el aumento se estimaba en un 15%, pero el estudio con imágenes del satélite Sentinel-2 indicó que fue aun mayor: el salto interanual fue de un 20%.

“Tras recorrer la región, georreferenciar 4.300 puntos de diferentes coberturas y volcar la información en la plataforma de Google Earth Engine, el resultado muestra que se sembraron 1,93 millones de hectáreas de maíz en la región y 4,49 millones de hectáreas de soja en región núcleo.

The post La perspectiva del Gobierno para la siembra gruesa: el maíz pierde 200.000 hectáreas que se van a la soja first appeared on Infocampo.



Via: InfoCampo – La perspectiva del Gobierno para la siembra gruesa: el maíz pierde 200.000 hectáreas que se van a la soja


Te puede interesar

El clima manda: los números de la soja cierran pero hay que prepararse para la falta de agua

Anticipan un crecimiento del área sembrada de 900.000 hectáreas. ¿Qué se debe tener en cuenta …

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad