Nicólas Figal ya es de Boca


El defensor nacido en América y que estaba jugando en la MLS en el Inter de Miami ya esta en Buenos Aires donde este domingo se hizo la revisión médica y firmará su contrato con el xeneize para ser presentado junto a los nuevos refuerzos para la temporada 2022

Los cañones del Consejo de Fútbol en esta última parte del mercado de pases de Boca estaban apuntados directamente a la llegada de Darío Benedetto. Los esfuerzos, la energía y el foco siempre estuvo puesto en repatriar al 9. Y recién una vez que ese objetivo estuviera cumplido, casi como un efecto dominó iba a ir cayendo los demás refuerzos. Y así pasó este domingo: primero se confirmó el acuerdo con Pol Fernández y luego se terminó de concretar la transferencia de Nicolás Figal.

Si bien una de las primeras negociaciones que inició el Consejo de Juan Román Riquelme fue justamente con el ex defensor de Independiente que jugó la última temporada en el Inter de Miami de David Beckham, la realidad es que lo que demoró el apretón de manos final fue la MLS. Mejor dicho, la liga estadounidense tenía que terminar de aprobar la trasferencia, lo que terminó ocurriendo en las últimas horas del sábado.​

Figal, que desde que Boca empezó a negociar su llegada se entrena de manera particular con un profe en la Argentina, se hizo la revisión médica este domingo por la mañana y, según le contaron a Olé, este mismo lunes podría firmar su contrato e incluso ya sumarse a su primer entrenamiento con el plantel de Sebastián Battaglia.​

​En cuanto a números, Boca compra la ficha completa de Figal en una cifra cercana a los 3.000.000 de dólares (de hecho, una parte de ese dinero correspondería a Independiente por una deuda que el club yanqui tendría con el Rojo). Mientras, el defensor que también pasó por la Selección pondrá le gancho por el término de tres temporadas.

Excelente noticia para Battaglia, sin dudas, y no sólo porque ya tiene tres refuerzos de jerarquía como Benedetto, Pol Fernández y Figal, sino porque además la llegada del defensor le viene como anillo al dedo. ¿Y por qué?

Primero que nada porque Lisandro López, que entró en la negociación por Pipa, ya se despidió y se fue a los Xolos de México; segundo porque todavía no se sabe qué será del futuro de Carlos Zambrano; y en tercer lugar porque pensando en la Libertadores, y aún sin resolución de parte de Conmebol respecto a la apelación que hizo Boca para que le bajen las sanciones, Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo, la dupla titular y referente, están suspendidos con cuatro y cinco partidos, respectivamente, por la batalla con Mineiro.

Figal, además, es sangre nueva y fresca en el club junto a Gastón Avila, el chico al que Boca le compró a Rosario Central, que volvió de su préstamo justamente en el Canalla y el mismo a que Battaglia tendría en cuenta. De hecho, el pibe de 20 años fue una de las figuras del triunfo amistoso contra Colo Colo y hasta el Consejo de Fútbol ya rechazó una oferta desde Europa por él.

Fuente: Olé


Te puede interesar

Rivadavia conmemoró un nuevo aniversario del primer gobierno patrio

Fue este miércoles 25 de mayo por la mañana en las escalinatas del Palacio Municipal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad