Conoce la influencia de internet en el mundo de la traducción


El perfil del traductor profesional cambió de manera dramática cuando internet estuvo disponible en todo el mundo. Antes de la aparición de internet, un traductor debía realizar un trabajo de investigación que incluía visitas a varias bibliotecas para consultar textos especializados y reuniones con profesionales del área a la que pertenecía el texto a traducir.

En la actualidad, los traductores, que son grandes investigadores, continúan realizando búsquedas profundas sobre el tema y la terminología que deben traducir, pero la diferencia con la situación del pasado es que internet les brinda una ayuda inmensurable.

Esto se debe a que les ahorra tiempo y les brinda información, inclusive sobre las fuentes a las que pueden consultar para obtener más detalles. Además del tema de la información, internet les ofrece un beneficio increíble: la posibilidad de estar comunicados de forma instantánea y en cualquier momento con sus colegas, con profesionales de otras áreas y con sus clientes.

Sin duda, el perfil del traductor del siglo XXI es el de un traductor profesional en línea, lo que representa ser un traductor conectado con las herramientas que la tecnología pone a su disposición y aprovecharlas al máximo para realizar su tarea.

Las consecuencias de ser un traductor tecnológico son positivas en lo que se refiere a la obtención de mejores resultados gracias al uso de aplicaciones creadas para el ámbito de la traducción, el uso continuo de internet, comunicación al instante y dispositivos que facilitan el trabajo.

Tecnología al servicio de los traductores

Aunque muchos desarrolladores continúan intentando crear dispositivos con diferentes tecnologías para generar una traducción automática que sea de tan buena calidad como las que realiza un traductor humano, todavía no han logrado resultados positivos.

Por eso, mucha de esa energía creadora para el área de la traducción se ha enfocado en el desarrollo de algunas herramientas que colaboran con los traductores. Esas herramientas son las famosas CAT Tools (o TAO).

Esto sistemas se basan en la utilización de memorias de traducción, que son bases de datos que guardan oraciones completas y sus traducciones. Lo que hacen estos programas es dividirlas en segmentos que tienen un porcentaje de coincidencia. Cuando el traductor va realizando nuevas traducciones, se las van agregando a la memoria de traducción, para que puedan volverse a utilizar en esos mismos textos o en otros en el futuro. Los sistemas disponibles en la actualidad son bastante variados.

Los avances tecnológicos también están presentes en los ordenadores, laptops, tablets, teléfonos móviles y cualquier otra clase de dispositivos que los traductores utilizan habitualmente para realizar su trabajo, capacitarse y mantenerse comunicados.

Conclusión

La antigua forma de trabajo de los traductores parece haber quedado atrás y la tecnología se ha confirmado como un elemento esencial en el trabajo diario del traductor.

Aunque esto sucede también en otros trabajos y con otras profesiones, en el caso del mundo de la traducción el cambio es mucho más evidente y beneficioso. Sin embargo, la figura del traductor no puede reemplazarse y son estos profesionales, que saben adaptarse a la modernización sin dejar de lado la tradición, los que enaltecen su profesión.

 

 

 

 


Te puede interesar

Aníbal Fernández confirmó que no volverá al Gabinete: "Alguien me baja el pulgar y creo saber quién es"

El ex jefe de Gabinete aclaró que no es Cristina Kirchner quien lo habría vetado. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies