María Eugenia Vidal: “Queremos pedirles otra oportunidad para hacer el mejor gobierno posible”


La ex gobernadora bonaerense sostuvo que Juntos por el Cambio necesita una “autocrítica seria” y destacó la unidad de la coalición. Además, rechazó ser considerada como “blanda” y elogió el manejo de la pandemia entre la Ciudad, el Gobierno nacional y la provincia. Aseguró también que “no hay negociación posible por la reforma judicial”

La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal convocó a la población a que le dé “otra oportunidad” a Juntos por el Cambio y envió como señal interna que el espacio se tiene que dar una “autocrítica seria” para lograr el “mejor gobierno posible” en el futuro, tras la derrota electoral en las elecciones presidenciales del año pasado.

“Juntos por el Cambio es el espacio que puede sacar adelante al país. Tiene que capitalizar los aprendizajes de los últimos cuatro años, con una autocrítica seria, profunda, diciéndole a la gente que aprendimos de verdad, que escuchamos y estamos juntos, y que queremos pedirles otra oportunidad para hacer el mejor gobierno posible, con la conciencia de que eso no se hace solo ganando la elección, sino que al día siguiente hay que representar al 100% de los argentinos y con quienes piensan distinto”, señaló Vidal en una actividad organizada por el 37° Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

En un encuentro cargado de definiciones, la ex mandataria reconoció las diferencias internas al interior de la coalición opositora, pero destacó la unidad obtenida a pesar de la derrota en las urnas de 2019. “Tenemos el desafío de construir una nueva mayoría entre los que defienden posiciones más radicales y quienes somos más dialoguistas y aperturistas”, indicó.

En un mano a mano con el periodista Joaquín Morales Solá, Vidal manifestó su rechazo a la reforma judicial y elogió las movilizaciones críticas hacia medidas impulsadas por el presidente Alberto Fernández, como el banderazo del pasado 17 de agosto, a las que ponderó como expresiones “saludables” que implican “una sociedad movilizada dispuesta a poner límites claros y a no tolerar abusos de poder”.

“Nuestra posición contra la reforma judicial ha sido muy sólida. Los valores no se conceden. No hay negociación y un acuerdo posible con nuestros valores fundamentales que es la independencia de la Justicia y la Corte Suprema”, sostuvo la dirigente de JxC.

Desde ese punto de vista, se pronunció sobre la actitud de la oposición en el Congreso y planteó que Juntos por el Cambio “tiene que aportar, sin mezquindad”, a que a la gestión presidencial “le vaya bien y que nos elijan porque somos mejores, y no porque este gobierno fracasó”.

“Es muy fácil votar todo que sí, así como es muy fácil también decir siempre que no. No hay dilema. Tenemos que poder determinar cuándo decir que sí, y cuándo decir que no, ese es el verdadero coraje y el verdadero desafío”, consideró durante la actividad de IAEF.

Con tono autocrítico, Vidal expuso que la responsabilidad de convocar al consenso es responsabilidad del presidente de la Nación, sea el de Alberto Fernández o Mauricio Macri. “Si faltó consenso en nuestro gobierno, fue más responsabilidad nuestra que de la oposición. Siempre creí que quien está en el poder es quien tiene la mayor responsabilidad”, opinó, al reclamarle al Frente de Todos la importancia de establecer un diálogo entre el oficialismo y la oposición ante la grave situación económica.

“El diálogo es posible, es necesario, hasta diría que inevitable. No hay manera que la Argentina salga adelante si no resolvemos esta tensión. Somos potencialmente ricos, pero estamos en el 40% de pobreza, hay que partir de esa realidad. Si no estamos a la altura, la sociedad va a cambiar los dirigentes. Los argentinos tienen conciencia del hartazgo y de encontrarnos siempre en el mismo lugar, ya no compran soluciones mágicas y rápidas”, añadió.

Consultada sobre los dichos del ex presidente Eduardo Duhalde, que fue blanco de críticas por poner en dudas el proceso electoral de 2021, María Eugenia Vidal evaluó: “No veo a los argentinos pidiendo ‘que se vayan todos’. Sí veo una sociedad positivamente movilizada y dispuesta a poner límites claros”. Y agregó que “si los dirigentes no recogen las demandas de la sociedad, la sociedad va a cambiar a los dirigentes en las elecciones, que es uno de los tres o cuatro grandes consensos de la democracia”.

Sobre la interna en Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal sostuvo que las diferencias “enriquecen” al espacio luego de que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, criticó a los “tibios” de la coalición. En esa línea, destacó: “En la provincia dimos muchas peleas contra los ‘Pata Medina’, los narcotraficantes, el sistema mafioso legal e ilegal del juego. Que me califiquen de blanda me sorprende, es un lugar poco recorrido para mí. No soy de las que cree que hay que levantar la voz, descalificar o gritar, ni creer que hay buenos y malos para ser firme. En eso sí puedo ser blanda”.

Desde la derrota de 2019, Juntos por el Cambio profundizó sus diferencias internas sobre el liderazgo de la coalición

Consultada sobre su visión actual de la Argentina, Vidal consideró que el principal problema del país “no es económico, sino político”. “La política se tiene que animar a dar un debate honesto de cuáles van a ser las prioridades: si vamos a privilegiar desde el Estado a los que más lo necesitan y a los que más se esfuerzan. La equidad no es contraria al mérito. Hay que definir una línea de largada y premiar al que más se esfuerza”, consideró.

“Promover la grieta es un lugar cómodo, nos esperaría el mismo camino de hace 17 años. Lo que nos trajo hasta acá no nos va a sacar, los dirigentes políticos tienen que poner por delante la solución del problema. La última elección mostró que la sociedad no está dispuesta a sostener extremos: el oficialismo tuvo que proponer una figura que prometía moderación.

En ese registro, la ex gobernadora elogió la lógica del triunvirato que gestionó la crisis sanitaria por el coronavirus, representados en el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

“El tipo de manejo que tuvo la pandemia es una muestra de esperanza, de que el diálogo es valorado por la sociedad. Yo valoro más la conferencia de prensa que tendrá este fin de semana, que la primera, donde todo era más fácil. Lo realmente difícil es persistir en un contexto donde los intereses y las situaciones ya no coinciden, más allá de las opiniones puntuales sobre la cuarentena y la pandemia. Aún con todas las dificultades y diferencias, valoro ese espacio de consenso, me genera optimismo”, concluyó Vidal.


Te puede interesar

Las empresas que venden sosiego buscan aprovechar los malos tiempos

Las publicidades de rutinas de meditación y productos de relajación se disparan. Via: Clarin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies