Sergio Massa: “Nuestra obligación es ampliar el frente”


El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, presentó la nueva escuela de gobierno y políticas públicas del Frente de Todos.

“¿Y vos, Vasco? ¿Clases de qué vas a dar?”, bromeó Sergio Massa, minutos antes de que comenzara la transmisión del acto en el que el Frente Renovador presentó su nueva escuela de gobierno y políticas públicas. Desde la primera fila, José Ignacio De Mendiguren recogió el guante sin dudarlo: “Corte y confección, Sergio”.

El anuncio del lanzamiento del espacio generó un sinfín de especulaciones vinculadas al partido y su vínculo con la coalición del Frente de Todos. “Nuestra obligación es seguir ampliando el frente. Nuestro desafío desde el Frente de Todos es gobernar con todos y para todos”, explicó el presidente de la Cámara de Diputados, durante el encuentro “mixto” en el que confluyeron los principales referentes del partido.

“Este es un aporte del Frente Renovador que queremos que funcione como una herramienta para nuestra dirigencia, porque el Frente de Todos es la unidad en la diversidad. Porque Argentina es la industria, pero también es el campo; los empresarios y los trabajadores, la educación pública y privada. Argentina es todo”, reforzó Sergio Massa.

En su discurso, Sergio Massa destacó la importancia del lanzamiento de la escuela en relación a la formación de nuevos dirigentes y llamó a los suyos a tender puentes de diálogo para fortalecer el Frente de Todos. “Tenemos el desafío de diseñar una Democracia social y gobernar con derechos para todos. Desde la diversidad y el respeto por el que piensa distinto podremos construir ese gran acuerdo que Argentina necesita”.

De Mendiguren, quien trabaja en el proyecto de acuerdo social y económico que en las próximas semanas podría desembarcar en el Congreso, tomó nota. Lo mismo hizo el ministro de Transporte, Mario Meoni; así como el presidente de la ENACOM, Claudio Ambrosini; el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sergio Federovisky y el Auditor General de la Nación, Gabriel Miura Estrada.


“Me siento un conductor de televisión”, bromeó Massa, por la dinámica mixta que se aplicó para cumplir con los protocolos sanitarios. Nada muy distinto a lo que semana a semana enfrenta en la Cámara. Esta vez, sin embargo, la palabra se la cedió a Ricardo Alfonsín, embajador argentino en España; invitado para homenajear a su padre, en el Día de la Recuperación de la Democracia.

Desde Madrid, Alfonsín comparó la transición democrática que debió llevar adelante su padre con el desafío de unidad planteado por Massa minutos antes. “En 1983 los argentinos recuperamos la posibilidad de elegir a nuestros representantes y de ser elegidos. Pero la democracia es más que eso, es sostener todos los derechos y ampliarlos”.

“El desafío hoy es pasar de la democracia política a una democracia social. La calidad de vida de la gente responde en gran medida a la calidad de los gobiernos. Y esta escuela de gobierno va en ese sentido, de dotar de calidad a la política, que debe participar en la construcción de una sociedad que se encamine al desarrollo”, sumó el embajador.

“El desafío hoy es pasar de la democracia política a una democracia social”

Quien también participó del lanzamiento fue la presidenta de AySa, Malena Galmarini. “Mónica (Litza, vicepresidenta de Correo Argentino y directora de la escuela) me pidió que hablemos de futuro y yo pensaba en hacia dónde vamos. La democracia es dinámica y nos obliga todo el tiempo a avanzar. Cuando hablamos de políticas universales, por ejemplo, sabemos que hay sectores a los que todavía no llegamos”.

“Es importante que ampliemos la mirada y la participación, porque gestionar la cosa pública es una responsabilidad de todos. La democracia nos llevó a reconocer derechos, pero también a ejercerlos en plenitud. Si no entendemos que el Estado debe ser quien rija los ejes y no logramos que esta ciudadanía se sienta representada, no llegaremos al objetivo que buscamos con la democracia”.

Galmarini también hizo hincapié en el rol del Estado, uno de los debates más fuertes que trajo la pandemia y que se dirime incluso en la agenda de la política internacional. “Necesitamos un Estado que acompañe, pero que no avasalle libertades. Tampoco podemos dejar todo en manos de otros, porque sabemos qué intereses tienen. Es un equilibrio”.

“Este signo nos impone el objetivo de una democracia social, paritaria, con igualdad de derechos y justicia social. Debemos repensar y dialogar poniéndonos en el lugar del otro. Argentina es un gran país, con dirigentes con enorme valor, convicciones y la decisión política de llevar adelante esos objetivos”, cerró.

Mónica Litza: “Lo que hicimos fue poner en crisis la relación entre el poder y el saber”

Litza será quien reemplace a Roberto Lavagna en la dirección de la escuela de Gobierno. En un mano a mano con Infocielo, la también vicepresidenta de Correo Argentino reconoció: “Lo que hicimos fue poner en crisis la relación entre el poder y el saber; entre la política y la academia. Hay que repensar esa ecuación. La pandemia nos enseñó que tenemos que repensar todo: la democracia y la política”.

-Mucho se especuló con que podía ser una estrategia del Frente Renovador para consolidarse dentro del Frente de Todos. ¿A qué sectores buscan convocar?

A través de la escuela de gobierno buscamos hacer, lo que siempre hicimos desde el Frente Renovador: formar cuadros para la gestión pública. Nadie puede ir a la gestión pública a aprender, no nos podemos dar ese lujo. Por eso es el relanzamiento de una escuela que ya venía funcionando. Es abierta, plural y diversa la convocatoria. No queremos que sea algo endogámico y que terminemos hablando sólo entre nosotros. Tenemos que escuchar en la diversidad. El Frente de Todos es una coalición diversa, que tiene distintas voces, pero no están todas las que tienen que estar. Por eso creemos que es importante ir a buscar y conversar con aquellos que no están en la coalición. Eso es ampliar, no sumar.

-Construir bajo la premisa de que se pueden tener diferencias “productivas”

No puede ser que el que piense distinto sea rotulado como que está atentando o tirando bombas. El que piensa distinto no está traicionando, está trayendo una mirada distinta que, por ahí trae soluciones distintas. Lo dijo Malena en su discurso, esa famosa frase que dice que no podemos esperar resultados distintos si aplicamos siempre las mismas soluciones. Creo que tenemos la madurez suficiente como para poder disentir y pensar distinto. El pensamiento único y hegemónico no va más.

 

 


Te puede interesar

Escuelas de verano en la Ciudad: quiénes deberán ir y qué notas hay que tener para pasar de año en diciembre

Habrá clases de refuerzo entre el 4 de enero y el 4 de febrero para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad