Advierten que bajaron los casos en Provincia pero sigue alto el nivel de ocupación de cama


Así lo explicó el titular del gremio de los médicos, Pablo Maciel. Señaló que no es prudente acelerar las aperturas porque la pandemia no terminó.

En las últimas horas, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (CICOP) emitió un comunicado para manifestarse en contra del retorno a clases presenciales y nuevas aperturas en los distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y remarcó que la pandemia de coronavirus todavía “no terminó”.

“Nosotros planteamos que no es prudente acelerar aperturas y esto lo decimos en general porque el nivel de ocupación de camas todavía es muy alto y en eso llama la atención que esta semana empiecen a funcionar cines, teatros y shoppings”, explicó el presidente de CICOP, el Dr. Pablo Maciel.

 

El especialista afirmó que desde el gremio están “señalando y tenemos la obligación de hacerlo, es que el descenso de casos que venimos teniendo se debe en gran parte con la velocidad que ha tomado el plan de vacunación y las medidas restrictivas”. “Pero no hubo grandes restricciones, si uno ve la circulación que hay en la calle se da cuenta que no ha sido tan importante la disminución de la circulación de personas”, agregó.

En ese sentido, remarcó que el promedio de casos de coronavirus viene bajando por tres semanas consecutivas pero “eso todavía no se ha reflejado en un descenso importante en el porcentaje de ocupación de camas”. Y aclaró que la situación está lejos de terminar porque “tenemos la mayoría de los hospitales con la terapia llena. Entonces hay que esperar un poco más y paciencia para que el sistema de salud pueda recuperarse del impacto que tuvo esta segunda ola, que sin dudas fue importante”.

Al ser consultado por el regreso a clases presenciales, Maciel consideró que “esa es una discusión aparte” y destacó la importancia que tiene una Ley de Pandemia “para establecer un semáforo epidemiológico con indicadores sanitarios, como han hecho otros países”. “La Provincia tiene un sistema de fases que viene funcionando desde el año pasado pero que se basa en fuertes indicadores sanitarios. Hoy tenemos muchos distritos fase 2 con clases virtuales o fase 3 con un esquema bimodal. Esto es dinámico, se puede avanzar o retroceder”, indicó.

En esa línea, destacó que “no es una mala idea tener tener una ley que determine indicadores sanitarios y no depender de un DNU que vaya actualizando el Ejecutivo nacional. Esto realmente es un problema. Cada vez que vence un DNU, comienzan las discusiones entre la Capital Federal y las distintas provincias. La política le gana a la epidemiología”, sostuvo.

Por último, se refirió a los números que exhibió el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, para explicar por qué en algunos distritos vuelven las clases presenciales y en otros no. “No estamos cuestionando los números. Lo que decimos es que no es prudente apurar o acelerar aperturas. Eso está todo tiempo en tensión”, concluyó.


Te puede interesar

Habilitan las visitas a los geriátricos de la Provincia tras las restricciones por el coronavirus

Será para hogares donde sus residentes y trabajadores “estén completamente vacunados”. Via: Clarin – Habilitan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad