El Covid pone en jaque al sistema sanitario: el interior, al borde del colapso


El coronavirus dejó de ser un tema de fases en los municipios fuera del AMBA para convertirse en la principal preocupación que desnuda la falta de recursos físicos y humanos para afrontar la pandemia

El coronavirus no da tregua y los contagios se multiplican vertiginosamente en la provincia de Buenos Aires. En las últimas semanas, el comportamiento del virus ha evidenciado un crecimiento notorio en las localidades del interior, que, con menos recursos, deben afrontar el avance de la pandemia. Los números de casos no son ajenos a las autoridades del Ministerio de Salud, que siguen de cerca la situación. Cómo es el panorama fuera del AMBA y qué escenario deben afrontar los intendentes.

Los brotes de contagios se diseminaron de norte a sur de la Provincia y la preocupación por el colapso del sistema sanitario dejó de ser exclusiva del Area Metropolitana. Localidades que en los primeros meses del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (APSO) no registraron casos, o bien la cifra era menor, evidenciaron en las últimas semanas un ascenso de contagios que puso al límite la capacidad de camas y dejó al borde de la saturación a su sistema sanitario.

Según datos a los que La Tecla accedió, los municipios fuera del AMBA registran 43,5 por ciento de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva. A pesar de ese bajo índice, la realidad no es pareja para todos. En este sentido hay municipios que alcanzaron la totalidad de internaciones, y otros, más aliviados, mejoran el promedio.

A este infortunio se sumaron otros inconvenientes, que son ajenos en los distritos del Conurbano, como las distancias y la cantidad de centros hospitalarios por región sanitaria, que tiene un impacto directo y dificulta las derivaciones regionales, llegando en algunos casos a tener 150 kilómetros de distancia. Para mitigar ese inconveniente se puso en marcha un sistema que permite monitorear en toda la Provincia la capacidad de camas, que en la actualidad alcanza una ocupación del 60 por ciento de las 1.200 disponibles en el interior.


Hospital Interzonal de Mar del Plata

Otro de los factores que complican la atención en los distintos centros médicos, no está relacionado con la capacidad física, sino, más bien, con los profesionales de la salud destinados a atender a personas convalecientes de coronavirus, principalmente al personal que cumple funciones en las unidades de terapia intensiva, como ser terapistas, kinesiólogos y enfermeros especializados. En esta línea, fuentes consultadas por este medio dieron a conocer que alrededor de 6.000 infectados se registraron entre el personal de la salud, hecho que tensiona todavía más el sistema, al disminuir los recursos humanos.

Sectores gremiales reclamaron la falta de personal, no solamente médicos para la atención de los pacientes, y solicitaron un incremento en la cantidad de trabajadores para el funcionamiento del resto del servicio sanitario, frente al aumento de contagios en el sector (Ver cuadro).

Radiografía

Desde el comienzo de la pandemia, la mayor cantidad de casos se registró en el Area Metropolitana, y es la principal zona donde el Ministerio de Salud de la Nación, como también su homónimo organismo provincial, concentró los esfuerzos para fortalecer el sistema sanitario. Si de cifras se habla, los infectados del interior bonaerense representaban el uno por ciento del total provincial; no obstante, el número creció al 4 por ciento en las últimas horas.

Más allá del constante crecimiento en el número de contagiados, el coronavirus se ha desplazado encendiendo la luz de alarma en las autoridades bonaerenses. Al respecto, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, consideró “preocupante” el aumento de los contagios en el interior de la Provincia y en el resto del país. En esta línea, el sanitarista destacó el incremento de mil camas en el interior del territorio bonanerense, lo que permite sostener la capacidad asistencial.


Bahía Blanca

Bragado, Nueve de Julio y San Nicolás se encuentran al límite de su capacidad de atención sanitaria, y Bahía Blanca registró una duplicación de casos en los últimos días. Una situación similar atraviesa la localidad de Junín, donde el director de la Región Sanitaria III, doctor Jorge Herce, sentenció: “Ahora, nosotros somos el AMBA”. En Mar del Plata, la filial local de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva alertó que hay sólo un 15% de camas disponibles y operativas ante el impacto de los casos positivos de coronavirus entre los profesionales de la salud.

Mientras los resultados positivos de COVID-19 se multiplican, es notoria la tensión en el sistema sanitario, principalmente en aquellos distritos que no cuentan con los recursos físicos y humanos para hacer frente a la pandemia. Las luces de alarma están encendidas, a la par de la advertencia en el retroceso de fases, que ya implementan algunas comunas.

Bragado

Marta Márquez, Cicop
“Cuando hay contagios en los hospitales del interior se nota”

Desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) su titular, Marta Márquez, hizo un diagnóstico de la situación en el interior provincial y, en diálogo con La Tecla, enfatizó: “Cuando hay contagios en los hospitales del interior se nota, porque hay menos capacidad de respuesta por la cantidad del personal que también se infecta, no tanto como en la zona del AMBA, pero sobrecargan a los que quedan. Cuando eso ocurre se nota, porque los médicos salen por 10 o 15 días, y eso provoca problemas. Esto se nota en municipios como Pergamino, donde tenemos aumento de casos, o Mar del Plata, que están complicados, donde el hospital Allende se encuentra al máximo de ocupación de camas de terapia”. En esa línea puntualizó: “Esto se va repitiendo en otros municipios, y es algo que venimos denunciando de antes. También hay que aclarar que para cada cama de terapia intensiva hace falta un equipo que está constituido por un médico intesivista, pero también tiene que haber personal de enfermería especializado, kinesiólogos, como también los que atienden al resto del hospital en los otros servicios”. Por último expresó: “También se requieren camilleros y personal de limpieza, que son de suma importancia en el contexto de esta situación”.

Pablo Acrogliano, Secretario de Salud de Bahía Blanca
“Estamos con un sistema operativo que todavía no ha colapsado”

La ciudad de Bahía Blanca es la cabecera de la región sanitaria más grande de la Provincia. En ese distrito, los casos se incrementaron al igual que en otras localidades bonaerenses, y al mismo tiempo es la principal receptora de pacientes de la región, tanto de COVID-19 como de otras dolencias. En diálogo con La Tecla, el secretario de Salud municipal, Pablo Acrogliano, expuso: “Desde el 25 de agosto comenzamos a notar un incremento de casos, que en estos últimos quince días se evidenció en el doble y un poco más, con lo cual esto obligó a poner en marcha las alertas dentro de lo que es el sistema de salud acá, en Bahía”. Amplió el funcionario: “Nosotros tenemos un buen diseño de red de hospitales, y si bien la situación de la salud es bastante deficitaria y eso lo conocemos todos, estamos con un sistema operativo que no ha colapsado aún, y totalmente alertas, porque tenemos algunos focos en hospitales y en el servicio de emergencias, con lo cual se inactivan otros”. Acrogliano puntualizó: “Estamos operativos y con el sistema funcionando”. Sobre el desempeño particular del sistema sanitario y derivaciones regionales, el secretario de Salud bahiense recalcó: “Tenemos el hospital Penna, que es el centro de derivación que recibe los pacientes de la zona, pero en el casco municipal, nos arreglamos entre nosotros”.

 

Juan Riera, Director de Hospitales de la Provincia
“En localidades chicas puede haber riesgo de saturación de su sistema”

En diálogo con La Tecla, el director de Hospitales de la Provincia de Buenos Aires, Juan Riera, dio a conocer el panorama sanitario en el interior y señaló: “Ante el incremento de casos vemos que en algunas localidades se da a manera de brote, porque hay una zona que tiene un número de contagios que aumenta rápidamente y una localidad que tenía un bajo número o ningún caso, de golpe comienza a registrar”. En esta línea, el funcionario del Ministerio de Salud planteó: “En localidades chicas puede haber riesgo de saturación de su sistema sanitario, a pesar de que se aumentó la capacidad operativa. Otra dificultad que tiene el interior y no pasa en el Conur-bano es que las distancias entre las localidades son importantes, donde puede haber 200 o 150 kilómetros más al sur de la Provincia. Derivar pacientes críticos en esas distancias implica una complejidad mucho mayor”. Sobre la capacidad de los municipios fuera del AMBA, el director de Hospitales detalló: “El interior registra 43,5 por ciento de ocupación, pero, al estar diseminado, hay municipios con ocupación cero y otros con un número más alto, y eso nivela el promedio”. Respecto del trabajo en este tiempo de cuarentena, Riera explicó: “Nosotros empezamos con 482 camas de terapia intensiva de adultos, y hoy es-tamos alrededor de las 1.900 camas, con un total de 4.000 en todo el sistema”. En referencia al personal de salud dijo: “El interior tiene una particularidad con los recursos humanos en general, como terapistas, enfermeras de terapia intensiva, kinesiólogos, que tiene menos cantidad, porque la mayoría está dentro de la Ciudad de Buenos Aires y AMBA. No obstante tenemos todas las guardias cubiertas con todos los equipos, pero vienen trabajando muy demandados en el interior y los trabajadores están poniendo mucho esfuerzo. Esa demanda genera malestar, al ver que la comunidad no cumple con las restricciones, el distanciamiento y el aislamiento”.

Monica Pusso, Secretaria de Salud de Bragado
“El problema mayor es no tener recursos humanos”

La secretaria de Políticas Públicas de Salud de la Municipalidad de Bragado, Monica Pussó, dialogó con La Tecla acerca del trabajo en ese distrito y la situación actual. Al respecto indicó: “Hemos trabajado intensamente desde el mes de marzo. A través de una comisión de empresarios, la cooperadora del hospital, un club de la ciudad y muchos particulares llegaron a juntar 17 millones de pesos en 15 días. Eso nos permitió, junto al trabajo del Municipio, duplicar las camas de terapia, pasando de cuatro a ocho, todas ellas, con respirador. Además, el Gobierno provincial nos apoyó siempre e hicimos prevención con todos los esenciales que salían de Bragado hacia el AMBA”. La funcionaria agregó: “En el mes de julio, después del 20, que fue una fecha clave, se dieron muchos contagios. También por el ingreso de personal del Conurbano a un frigorífico, donde tuvimos un contagio. En esa fecha pasamos de tener 5 a más de 30 positivos; eso nos desequilibró el recurso humano con que contábamos, a pesar de que pedimos a la Provincia. Eso nos puso en una tensión y estrés a todo el personal. La región estuvo siempre con nosotros, lo mismo que el jefe de regiones, el ministro (Daniel) Gollán, que atendió a nuestro intendente (Vicente Gatica) y nos ayudó con las derivaciones, con nuestros internados, que en su gran mayoría son de PAMI. Nosotros tuvimos un alto contagio en personas de mayor edad, y esos son nuestros internados, en la mayoría de los casos”. Asimismo, la funcionaria de la localidad de Bragado puntualizó: “Hemos derivado 18 o 20 pacientes, y esto fue porque teníamos la terapia con una cama libre, pero nos han ayudado intendentes de la zona, y con el apoyo de Región Sanitaria hemos logrado derivar antes de que lleguen a requerir un respirador”. Con respecto a las necesidades en Bragado aclaró: “Tenemos la posibilidad de abrir más camas de terapia, pero el problema mayor es no tener recursos humanos”.

 


Te puede interesar

Olavarría y Bragado superaron los mil casos desde el inicio de la pandemia

El incremento de casos de coronavirus en distintos distritos del interior de la provincia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies