“Te paso el CBU (de papá)”: el extraño caso del funcionario que cobra honorarios


Sucedió en Magdalena. Sentado en su despacho, un funcionario de la Asesoría Letrada le cobró 14.800 pesos a un vecino al que “ayudó” a cancelar una deuda por tasas de un inmueble rural. La causa tramita en la UFI que lidera Marcelo Martini y en el Juzgado de Federico Atencio. Todos los papeles

¿Puede un funcionario municipal llevar adelante su actividad privada en su despacho oficial? No. De ninguna manera. Por eso es que lo sucedido en los pagos de Magdalena, donde manda el radical Gonzalo Peluso, derivó en una denuncia penal contra el concejal de Juntos por el Cambio, Leandro Irazú, quien asumió como suplente a principios de septiembre.

La presentación fue realizada por un vecino del distrito llamado Ramón Albornoz. El problema no se generó en los tiempos de edil de Irazú, sino mientras se desempeñaba como funcionario de la Dirección de la Asesoría Letrada del municipio.

Según publicó el semanario El Tribuno, todo comenzó hace unos seis meses, cuando el integrante de la gestión Peluso citó al denunciante en su despacho para que regularice una deuda de tasas por inmuebles rurales de su propiedad. Hasta acá nada llamativo.

Alboroz relató que Irazú le ofreció que cancelara su deuda en cuotas, una especie de plan o moratoria. El hombre aceptó gustoso, y ahí viene la sorpresa. El funcionario, como si nada fuera, le informó que debía abonarle unos 14.800 pesos en concepto de honorarios. Y le pasó el número de CBU para realizar el depósito. A Irazú le llamó la atención, pero no tanto como para negarse.

Cuando fue a hacer la transferencia, el denunciante se percató de que el nombre (sí el apellido) del titular de la cuenta no era el del funcionario con el que había acordado el plan de pagos, por lo que hasta se tomó el trabajo de avisarle. Del otro lado de la línea, Irazú le avisó que estaba todo bien, que le metiera para adelante. Y así fue nomás: honorarios depositados, en la cuenta del padre del ahora edil.

“Al realizar la operación y antes de confirmarla, noto que los datos que surgían de la cuenta no coincidían con el nombre del Dr. Leandro Irazu aunque sí con el apellido, por lo que intercambiamos mensajes via whats up para no cometer error a lo que el letrado me indica “… que la cuenta que surje es la de su padre de nombre Jorge Irazu y que le deposite allí sus honorarios a fin de que no le descuenten ganacias ni II.BB. (SIC Textual..)”, se desprende de la causa.

Al ruido inicial, se sumó este otro ruido. Y Albornoz comentó sobre el hecho con amigos (entre ellos una ex funcionaria de la Asesoría Letrada) y familiares, que lo mandaron derecho a aclarar el asunto al municipio. Según fuentes consultadas por La Tecla, “no le dieron ni la hora”, por lo que no le quedó otra que realizar la pertinente presentación judicial (ver aparte) que derivó a la formación de una causa que llevan adelante el Juez fiscal Marcelo Martini y el Juez Federico Atencio.

 


Volviendo a eso de que en el Palacio hicieron caso omiso ante su malestar, Albornoz relata que cuando se enteró que lo habían estafado recurrió a reunirse con el intendente municipal (Gonzalo Peluso), quién “sorprendido y muy ofuscado, me confirmó que lo que había hecho el Dr. Irazu era un delito y que tomaría cartas en el asunto, prometiéndome devolverme el dinero y cesar de su cargo al funcionario”, relata Albornoz en el expediente.

Y completa: “La realidad es que nada de ello ocurrió, de manera abrupta el mandatario cambió de opinión, encubriendo y justificando el accionar de Irazu, creo que por temor a la repercusión mediatica, intentando dejarme tranquilo con explicaciones banales”, destacó el damnidicado, por lo que no le quedó otra que recurrir a la Justicia.

Según Albornoz, con la denuncia y la formación de la IPP no pretende caer sobre la figura del funcionario y menos aún contra la Comuna, sino que tiene como objetivo que se aclare la “falta administrativa” y que no vuelva a ocurrir algo similar. ¿Qué dijo Irazú al respecto? Por el momento nada, prefirió el silencio.

LOS CHATS ENTRE EL FUNCIONARIO Y EL VECINO

<iframe src=”https://drive.google.com/file/d/19teRb3tDXDkSKmWjpra8vMgDl1V2eLtP/preview” width=”640″ height=”480″></iframe>


Te puede interesar

Coronavirus: Tandil ingresó al “estadio rojo”

El municipio de Tandil posee más de 1.000 casos de coronavirus y tomó medidas drásticas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies