10 años sin Sofía Viale y una conmovedora carta de su madre


El femicidio de Sofía Viale conmocionó a La Pampa y a todo el país en 2012. El 31 de agosto de 2012, la pequeña de solo 12 años salía de su casa a vender panificados.

Ese 31 de agosto fue el último día que vieron viva a Sofía, hasta que encontraron su cuerpo enterrado debajo de una parrilla en la casa de un vecino, Janssen, que vivía a 100 metros de la suya. La autopsia reveló después que había sido golpeada, abusada sexualmente y estrangulada. Entonces fue cuando se abrió una larga y tortuosa odisea en busca de justicia.

Aquella tarde de invierno el femicida era solo un vecino más que había salido a sentarse en la vereda de su casa y cuando vio pasar a Sofía con su canasta de pan casero, la engañó para que se acercara y desató después sobre ella toda su perversión. Los investigadores tardaron dos meses en encontrarla. No obstante, el informe forense determinó que había sido asesinada el mismo día que fue secuestrada.

Mientras todos buscaban a Sofía, otra adolescente de 14 años que vivía en el barrio denunció que Janssen había abusado sexualmente de ella y la acusación derivó en un allanamiento en la casa del hombre. Así fue, casi por casualidad, como terminaron encontrando a la chica que estaba desaparecida enterrada en el fondo de la propiedad.


Tras su detención, Janssen ofreció ante el fiscal Maximiliano Boga Doyhenard una versión espantosamente detallada de lo que había hecho. “Tomé pastillas y me drogué. Estaba angustiado por el suicidio de mi hermanastro”, sostuvo en la indagatoria, donde tuvo especial cuidado en aclarar que ese día se encontraba de muy mal ánimo.

Pero entonces vio pasar a Sofía y la llamó prácticamente sin pensarlo. Janssen le dijo que quería comprarle pan como excusa para llevarla a su casa y, cuando estuvieron en la puerta, se hizo el descompuesto y la víctima cayó en la trampa. El asesino confesó que violó a Sofía y que después de ahorcarla con sus manos, la estranguló con un lazo que encontró en la cama.

Para deshacerse de las evidencias, dijo, enterró dos veces el cuerpo vestido de la víctima y más tarde tiró encima cajones de madera, armó un corral y después puso un gallinero. El canasto que usaba la nena para llevar sus panes lo dejó debajo de la cama y las zapatillas grises de Sofía estuvieron “olvidadas” un mes y medio en la parrilla del patio hasta que las tiró la basura.

Janssen fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Sofía, pero a pesar de esto, entre 2018 y 2020 varias denuncias advirtieron que el femicida seguía intercambiando mensajes con adolescentes a través de las redes sociales, donde llegó a tener hasta cuatro perfiles distintos.

LA CARTA DE MIMÍ AMPUDIA A SU HIJA

10 años pasaron ya Sofi y a mí, me parece que fue ayer. Aún retumban tus carcajadas por la casa y tu desparpajo y alegría de vivir. Justamente lo que tristemente no podés disfrutar mi negrita, tu vida, tus sueños de niña, de adolescente y de adulta. Te callaron para siempre, aunque aquí en mi corazón sigues resonando día a día. A veces no entendemos por qué vinimos a esta vida a atravesar tantos pesares, como el que nos tocó vivir. Como el de tantas familias, ¿cuán fuerte tiene que ser un ser humano?. ¿Qué capacidad hay que tener para enfrentar ciertas situaciones? Si este día hace 10 años yo también morí y Dios con el tiempo me transformó y me levanto. Pude salir adelante y me volví un ser humano diferente, pero con la misma esencia. Si pudiera pedir un deseo a Dios, seria que este día no existiera y que estés acá conmigo; pero eso es imposible. Dios sabe toda mi lucha y mi pesar y en el descanso para seguir adelante. Te extraño cada día de mi vida, mi negrita hermosa. ? Gracias por todo tu Amor, por tantas cosas compartidas y por haber tenido el privilegio de ser tu mamá, en un tiempo nos encontraremos ?.

Fuente: Infopico


Te puede interesar

ASESINAS: la justicia determinó que la madre y su pareja mataron al pequeño Lucio Dupuy

Sin la presencia de las culpables, la justicia pampeana dio lectura a la parte resolutiva …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad