En un fin de semana demolieron la casa natal de Manuel Puig en General Villegas, su pueblo


Los vecinos alertaron sobre la demolición. La familia propietaria dice que se venía abajo y donará puertas y rejas a la Municipalidad.

Por: Verónica Abdala

“Ay, qué dolor, qué dolor”. Patricia Bargero, “viuda” del escritor Manuel Puig, se enteró casi de casualidad este sábado: la casa en la que nació el escritor estaba siendo demolida. Antes, previendo un posible derrumbe -no una demolición deliberada-, porque la casa estaba en mal estado, ella había intentando activar acciones para salvar al menos la fachada de la propiedad, y así preservarla. Se trata casa en la que Puig nació en 1932, y donde lo apodaron “Coco”- está ubicada en General Villegas, a 464 kilómetros de Buenos Aires, la ciudad en la que él vivió hasta 1949 -salvando un par de años en el colegio Ward, de Ramos Mejía- y donde ella -una cultora de su obra, que no lo conoció en persona- sigue viviendo.

“Lo intentamos, y durante sucesivos gobiernos” cuenta Bargero, guardiana de su memoria, a quien ayudan los vecinos, los mismos que este fin de semana salieron a tomar fotos, apenas se enteraron de que la casa estaba empezando a ser demolida. Cuando llegaron, ya no tenía puertas, ni ventanas, ni techo.

Y Patricia asume que al día de hoy, lunes, debe quedar poco en pie. “Me duele”, admite. “Es la casa donde nació Manuel y que representaba mucho de su historia familiar. Allí vivió hasta los seis meses, junto a su mamá, su papá, sus tíos y un primo; era un lugar que el quería mucho. Cuando me enteré de que la tiraran abajo les pedí a mis conocidos que me rescataran algo, algo que tomaran de esa casa. Pero me trajeron unas fotos muy tristes, que confirman que es poco lo que se debe poder hacer a esta altura”.


La propiedad en una imagen del domingo 11 de octubre. Estaba en mal estado, pero tenía un valor histórico.

Bargero vive actualmente en la que fue la segunda casa del escritor. “El lugar en el que nació era una casa chica -cuenta-, la verdad es que uno diría que como terreno tiene muy poco valor. En cambio, tenía un inmenso valor histórico. Y podría haberse rescatado al menos el frente, para convertirla en museo, o en sede del Programa Puig en acción. Acá llegan turistas de todo el país e incluso del extranjero, para ver los lugares en los que vivió Manuel”, explica la impulsora de Puig en acción, unas jornadas con murgas, teatro, música e invitados que se realizan anualmente en memoria del escritor.

Ella quedó cuadripléjica en un accidente de auto que sufrió de muy joven pocos días antes de casarse, y cuando volvía a la ciudad de Villegas manejando, con el vestido de novia en el asiento trasero. Volcó.

Durante su larga recuperación leyó por primera vez a Puig y esa experiencia significó un giro definitivo en su vida: desde entonces ella es la voz de Puig.


Patricia Bargero en Gral Villegas, el pueblo del escritor Manuel Puig. “Siento mucha impotencia”, dice.

“Siento mucha impotencia, mucho dolor -dice ahora- porque además por la pandemia no es posible salir de las casas; de poder, iría a ver con mis propios ojos lo que están haciendo, pero lamentablemente no me dejan salir.”

Puig dejó temporariamente Villegas en 1946 para cursar el secundario, pero a los dos años volvió, y en 1968 publicó La traición de Rita Hayworth, su primera novela, protagonizada por un chico que se llama “Toto”. Casualmente, ese es el mismo apodo del actual propietario de su casa natal, Bartolomé Grosso. “El mismo apodo pero ¡qué diferentes son!”, hace notar Bargero.

Clarín se comunicó con la familia del propietario, que argumenta que había peligro de derrumbe y que por ese motivo se decide y ejecuta la demolición. También que puertas y ventanas, así como todo lo que tenga valor cultural, serán donadas a la biblioteca pública de General Villegas.


Paredes…sin techo. La demolición se inició un fin de semana de cuarentena.

En visión de la familia, “se estaba cayendo y no había otra opción; estaba en un estado calamitoso”. Prefirieron preservar lo que se pudiera y donarlo a a la Municipalidad. Argumentan que había que hacerlo antes de que ocurriera una catástrofe. La demolición, aseguran, es un hecho, y en relación al valor histórico insisten en que “se estaba cayendo”, y que no había otra alternativa.

Guillermo Grosso, hijo del propietario, es el Subsecretario de Gobierno de la Municipalidad.

Fotos del escritor Manuel Puig Fotos de Manuel Puig. Es el autor de “Boquitas pintadas”, “La traición de Rita Hayworth”, Cae la noche tropical” entre otras novelas que le dieron fama internacional. Foto: Lucia Merle

Cuando se publicaron, las novelas de Puig causaron una reacción negativa en buena parte de General Villegas: muchos la consideraban una intromisión en la vida privada de algunos ciudadanos, dado que las situaciones y relaciones narradas pudieron ser fácilmente identificadas por los villeguenses y se correspondían con anécdotas verídicas. “Ese puto mentiroso”, solía escucharse en el pueblo que ahora recibe a los turistas con un cartel en el que reza “La ciudad del escritor Manuel Puig”. Ese es el mayor valor cultural de la ciudad.

La ficción, en el caso de La traición… y de la famosa Boquitas pintadas está ambientada en Coronel Vallejos: una recreación ficticia de su pueblo natal, con una distorsión en el nombre. En Boquitas pintadas Puig también haría referencias directas a la vida del pueblo chico.

Otras de las obras del autor son El beso de la mujer araña, Cae la noche tropical , The Buenos Aires affair y Pubis angelical.

Via: Clarin – En un fin de semana demolieron la casa natal de Manuel Puig en General Villegas, su pueblo


Te puede interesar

Un hombre fue hallado sin vida esta madrugada en Tres Algarrobos

La hipótesis principal sobre la que trabaja la Policía es la del suicidio. El lamentable …

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad