La democracia debe de ser republicana, con diversidad de opciones políticas, con respeto a la propiedad privada


En momentos de crisis y gran incertidumbre en nuestro país, se impone la necesidad de definiciones y posicionamientos claros por parte de los dirigentes y espacios políticos.

Por eso los dirigentes de RIVADAVIA PRIMERO queremos expresar lo siguiente:

La metodología Grabois de “apropiarse de lo ajeno” tuvimos la lamentable experiencia de conocerla en Rivadavia con motivo de la desafortunada intervención que tuvo este dirigente kirchnerista durante el conflicto (aún hoy vigente) de la casa de Aguirre. En esos momentos quedó claro el sistema aplicado: ocupación, defensa legal, intimidación y presión social y política.

Esta metodología Grabois se ratifica en estas semanas con una exposición pública mucho más importante con las tomas de tierras en el sur argentino, en Guernica y en Entre Ríos. Todas usurpaciones con distintas características, pero con un denominador común, el desprecio por la propiedad privada y por aquellos que producen y trabajan, todo en nombre de una gran porción de la sociedad que no tiene acceso a la tierra y un gobierno que se convierte en comentarista de la realidad en vez de asumir el problema y brindar las herramientas (las tierras) para resolver el problema. Este desprecio es bueno resaltar, es por la propiedad privada ajena y, en el caso de Rivadavia por la propiedad pública del municipio, que en definitiva es lo mismo que decir por los bienes de los rivadavienses.

Grabois es un personaje muy cercano al gobierno, con una visión sectaria de la sociedad, hace uso de un lenguaje extremadamente ideológico y violento, utiliza a los sectores más vulnerables y los convierte en clientes con un discurso que asume a la pobreza como virtud, pidiéndole a la sociedad que glorifique a la pobreza en vez de verla como lo que en realidad es, una pandemia que hay que combatir con fuerza y llegar a la verdadera virtud que es lograr una sociedad donde el trabajo, el crecimiento social y económico de las personas sea un objetivo buscado y donde la propiedad privada sea un anhelo buscado por todos aquellos que trabajan incansablemente para mejorar su calidad de vida.

La respuesta del gobierno a este proceso de tomas de tierras es muy ambigua y poco clara, por un lado funcionarios que salen a decir que hay que respetar a la propiedad privada y por otro lado se plantea un subsidio de $50.000 durante seis meses para todos aquellos que han tomado tierras. La ambigüedad llega al extremo de que podemos observar funcionarios y dirigentes alentando las tomas y luego reprimiendo a la gente para liberar las tierras. Ese doble juego es absolutamente inmoral, que juega con la gente que pasan a ser meros instrumentos utilizados para un uso político. Difícil de poder resolver la situación con estas metodologías y esta forma de acción política.

No hay consensos sin acuerdos básicos. La democracia debe de ser republicana, con diversidad de opciones políticas, con respeto a la propiedad privada; debe de ser una democracia que asienta sus bases en una economía activa y pujante en donde los medios de producción estén en manos de los privados para que puedan generan riqueza y empleo, y paguen sus impuestos de manera equitativa, de tal forma que sea un círculo virtuoso, en donde todos están destinados a cumplir un rol y así poder desarrollar una sociedad inclusiva. Esa sociedad no tiene como enemigos a los que producen, a los que trabajan, a los que generan riqueza.

En la Argentina de hoy se vislumbran dos posiciones antagónicas en donde no hay forma de generar acuerdos si lo que se busca es un sistema político de partido único, los sectores productivos son permanentemente expoliados y atacados, y está en debate la propiedad privada, pilar básico del sistema económico y social basado en la producción como herramienta del desarrollo.

No sólo esto, sino que la propiedad privada es un derecho de todos los ciudadanos amparado nada más y nada menos que por la Constitución Nacional en su artículo 14 y 17 en específico. Recordemos, el Art. 14 de la CN dispone: “Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio, a saber:…de usar y disponer de su propiedad;…” y por su parte el Art. 17 expresamente dice “La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley.(…)”. Una vez más, vemos como la Constitución, norma suprema de nuestra Nación es dejada de lado por nuestros dirigentes a la hora de las decisiones que dan curso a las políticas públicas de nuestro país.

Claramente hay y se imponen dos modelos en disputa, el gobierno debería ser muy claro, tanto en su discurso como en sus acciones para mostrar con qué modelo comulga, si es con un modelo democrático y republicano, sus funcionarios deberían de dejar de dormir en los lugares de las tomas de tierras, deberían dejar de fomentar, financiar y alentar las mismas y condenar de manera enérgica a esta metodología liderada por Grabois y sus acólitos, y poner al servicio de las víctimas los poderes del estado para defenderlos.

Grabois y muchos otros dirigentes muestran día a día que no le tienen aversión al poder del Estado, siempre y cuando ese poder sea ejercido contra los sectores productivos, las pymes, el agro, la industria, para atacarlos y estigmatizarlos. Hoy lo que se ve es una actitud ambigua y muy peligrosa que genera una profunda división en la sociedad sin posibilidad de generar acuerdos. Las diferencias son muy profundas, son de fondo.

El país transita una profundísima crisis económica, social y política, fomentar el enfrentamiento del pueblo es una decisión muy peligrosa, el gobierno nacional debería reflexionar y dejar de fomentar el conflicto social, ya que si la situación se sale de cauce podría tener consecuencias imprevisibles/irreversibles.

Como ciudadanos argentinos, y más aún como dirigentes políticos, debemos exigir el cumplimiento de nuestra Carta Magna, de los valores de la democracia y la República, para poder así construir entre todos un futuro donde se recupere la confianza, y podamos vivir en paz para desarrollarnos y crecer como sociedad. La responsabilidad primera de poder generar estas condiciones es de quienes son elegidos para conducir.

Intendente Municipal, Concejales, Consejeros Escolares, Mesa Política y Juventud

AGRUPACION RIVADAVIA PRIMERO


Te puede interesar

“Vamos a pedir una audiencia con el Intendente y le vamos a acercar lo que tenemos con la esperanza que nos de el sí y ponga los semáforos”

Así lo expresó en Master FM 102.1, Susana García una de las vecinas de Alem …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad