La sororidad hecha profesión


Hoy la Comisaría de la Mujer y de la Familia de Rivadavia cumple 10 años en nuestro Partido, 10 años de hacer por y para los demás.

Mucho se habla del feminismo, del rol de las mujeres y del lugar de las fuerzas policiales en la defensa de los derechos de los que menos tienen.

Hablar de quienes allí trabaja implica repensar el largo camino que han transitado, desde un lugar de invisibilidad social a convertirse en uno de los mayores pilares en la lucha contra la violencia familiar.

Son un espacio institucional, integrado por personal policial capacitado en la atención de Violencia Familiar y/o Género, contando con un equipo interdisciplinario que día a día atienden situaciones de diferente índole. Sería poco ético negar la realidad en la que vivimos, donde no hay un solo día donde no se reciban denuncias por violencia, son ellos, el personal de la Comisaría de la Mujer y de la Familia, el primer rostro que acompaña y asesora, ante, tal vez, una de las experiencias menos gratas que tocan vivir.

Sabemos de su entrega y compromiso y de su entera predisposición para trabajar colaborativamente con otras entidades, intentando abordar las problemáticas que allí llegan, desde todos los ángulos posibles, priorizando el lado humano de la profesión.

Por eso, en este día tan especial, desde nuestro espacio insistimos en la necesidad de generar estrategias para la promoción de condiciones de igualdad que favorezcan el empoderamiento de las mujeres, como ser mejoras en las condiciones laborales y de salud, de quienes allí trabajan, y de todas las mujeres policías de nuestro país. Así como también que se tengan presentes la compleja situación de “doble jornada”, también denominada “doble presencia”, lo que implica que luego del horario laboral la mayoría de las mujeres policías continúan con “la labor” heteropatriarcal de ser madres.

En los últimos años se puso en tela de juicio si ¿una policía podía ser feminista? ¿Una policía podía ser sorora? El término sororidad se refiere a la hermandad entre mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género. Sororidad es un término derivado del latín soror que significa hermana. Es un neologismo empleado para hacer mención a la solidaridad que existe entre mujeres, especialmente, en las sociedades patriarcales. Teniendo en cuenta esto, cómo es posible que llevemos años con discusiones tan triviales, cuando en nuestro cotidiano vemos, escuchamos, lamentablemente, a veces en carne propia, el acompañamiento de quienes hace 10 años han hecho crecer en identidad y espíritu la Comisaría de la Mujer y de la Familia.

Hoy desde Red Sorora Rivadavia podemos decir, desde la mágica experiencia del trabajar en conjunto, de vivenciar muchas penas y por suerte, también alegrías, que es hora de comenzar a vernos como hermanas, de vernos como compañeras, de ser sororas en la tarea diaria de luchar por quienes más lo necesitan.

Se cumplen 10 años; años que han demostrado el valor social esencial que tienen y que día a día refuerza la importancia de la labor feministas para promover la igualdad de género dentro y fuera de la policía, y también por su contribución a los procesos autorreflexivos que ayuden a pensar las lógicas institucionales y así promover y generar transformaciones en beneficio de toda la comunidad.

Felicitamos su laborar y esperamos podamos seguir por muchos años más acompañando cuando lo necesiten.

RED SORORA RIVADAVIA


Te puede interesar

Se extendió el vencimiento de las licencias de conducir 🚗‼️

La Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial prorrogó el vencimiento de las licencias de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies