No hay futuro posible sin jóvenes


En muchas oportunidades hemos escuchado la frase “los jóvenes son el futuro”, y efectivamente lo somos. Pero de qué futuro podemos hablar, si la mayoría de los jóvenes tiene como objetivo irse del país.

Recientemente un estudio, de la consultora Taquión, reflejaba que casi 9 de cada 10 jóvenes pretende irse a vivir al exterior, ya que no ve un futuro posible en el suelo argentino. Es muy triste escucharlo. Claramente los jóvenes somos el porvenir, pero de que porvenir podemos hablar si la mayoría ve como futuro “Ezeiza”. El recurso más valioso, más importante para construir un mejor mañana se nos está escapando.

Argentina está sumida en un pozo del que es necesario salir. La inflación crece; la pobreza no deja de subir; los costos de vida aumentan; la inseguridad se ha convertido en un gran problema; y no tenemos un rumbo claro. Esa falta de seguridad, de confianza, de certezas contribuyen a no ver con buenos ojos el futuro. En el siglo pasado nuestro país era un imán de inmigrantes (muchos de nuestros abuelos lo son), pero hoy es un ancla que no nos deja progresar. Nuestra dirigencia no ha sabido resolver esos problemas, ya sea por ignorancia, incompetencia o desinterés, el resultado termina siendo el mismo, el barco se sigue hundiendo.

¿Qué se tiene que hacer para que los jóvenes no se quieran ir? Dar las condiciones mínimas para que puedan progresar, estudiar, trabajar si así lo desean. Pero hoy no hay certezas de nada. No tenemos nada asegurado. Las reglas de juego cambian constantemente. El cambio de gobierno puede implicar un cambio radical en el curso de nuestro país, y esa falta de certezas y seguridad no nos ayuda en lo más mínimo. La dirigencia política argentina, ha sido parte de ese problema, preocupándose más por ganar elecciones que en gobernar.

El gran desafío de nuestra democracia, es buscar una convivencia pacífica entre las distintas posturas e ideologías existentes, y que a través del dialogo se puedan buscar consensos básicos que transmitan certezas y confianza hacia todos los argentinos.

Los jóvenes, no queremos irnos del país, pero muchas veces pareciera ser la única salida. Si se nos van los jóvenes, perdemos estudiantes, emprendedores, trabajadores, maestros, vecinos, familiares, en fin… se nos va el futuro. Trabajemos para que eso no ocurra, y tal vez, solo tal vez, el futuro será mucho mejor.

Link del estudio de Taquion:

Dossier-Jóvenes-May21-TAQUION
  • Por Segundo Bertero (integrante de la Juventud de Rivadavia Primero)

 


Te puede interesar

Es entre todos

“Ante los hechos de público conocimiento sobre la intimidación a la Inspectora Jefe Distrital, desde …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad