Expoagro Digital: en esto también el campo hace punta


Las exposiciones siempre fueron un impulso para el desarrollo. Y esta modalidad virtual lo potencia.

Por Héctor Huergo

He confesado más de una vez que, antes que periodista agropecuario, me sentía como el relator militante de la Segunda Revolución de las Pampas. Y por supuesto que me pregunté, también de modo recurrente, si esto no implicaba un exceso de enjundia. ¿Habría que ser más “neutral” o “prudente”?

Bueno, hoy me convencí definitivamente de que no hay motivo para cambiar. Fue cuando abrí la computadora y me sumergí en Expoagro Digital. No pude parar. Recién lo hice para cumplir con el mandato del día, “escribite algo para el diario”. Me sentí un corresponsal de guerra: tenía que mandar una nota en el medio de la batalla.

Eran las 4 y cuarto de la tarde. Ya había visitado los stands virtuales de varias empresas, que exhiben sus novedades. Me devoré las ofertas. parecieron los resultados de las rondas de negocios, con representantes de más de 10 países, todos interesadas en la tecnología que permitió triplicar la producción agrícola en 25 años. Y que hizo de la Argentina un país viable, a pesar de nuestros esfuerzos por equivocar el rumbo.

Por caso, desde Mozambique, Egas Albino Nhantende, de la empresa Agro-Field, aseguró: “Pude realizar reuniones con compañías que ofrecen servicios y productos que son de nuestro interés, como DEGMA SRL y Martínez & Staneck”. Esta última tiene la patente mundial de embolsadoras de granos que no precisan tractor ni motor. Se reportaron más de 50 rondas, con gente pidiendo que duren más tiempo…

Pero no había visto nada…Cliqueando en las distintas solapas y banners de la página, me encontré con el Auditorio. “¿A ver qué hay…?” Y me lo encuentro al meritorio Claudio Zuchovich reporteado por Mauricio Bártoli, editor de Clarín Rural en la web y papel. Sí, Claudio hablando del agro como segmento atractivo para inversiones en el mundo real. Y todo sin salir de casa.

Pero eran las cuatro y cuarto y había que escribir estas líneas. Al atacar el teclado, me tomó por asalto el recuerdo de don Eduardo Olivera, cuando allá por 1860 le describía a su padre lo que había visto en el Royal Show de Birmingham, en el corazón de la Inglaterra de Dickens, la de la revolución industrial. Le hablaba del “arado de vapor”, la gran novedad, que luego se llamaría “tractor”. Las exposiciones conectaban a la oferta, que venía de las ciudades, con la demanda del campo.

Eduardo Olivera era ingeniero agrónomo, formado en Francia. Cuando regresó, organizó la Sociedad Rural Argentina. Que al poco tiempo tuvo su primera exposición. “La Rural” se convirtió en un rito anual de encuentro y conocimiento, y lo sigue siendo. Llegaron las exposiciones dinámicas, con un crecimiento exponencial, retroalimentando al gran salto de la agricultura argentina.

Y llegó también la pandemia. En la crisis, la aceleración de la oportunidad que abrió el mundo de las nuevas tecnologías de comunicación. Así surgió, mucho antes de lo esperado, Expoagro Digital, la primera exposición virtual en el país y seguramente con muy pocos antecedentes en el mundo. Una expo que no sustituye al encuentro humano, ese calor indispensable en la vida y en los negocios que se repetirá el marzo próximo en San Nicolás. Pero mientras tanto, resuena como un puñetazo en la mesa y un grito gutural: señores, en esto también el agro está haciendo punta.

Sí, soy un relator militante. Tengo motivos.

Via: Clarin – Expoagro Digital: en esto también el campo hace punta


Te puede interesar

Coronavirus en San Luis: sancionan ley de donación de plasma de pacientes recuperados

Se contempla la creación de un banco específico, campañas de difusión, registro de donantes y …

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies