Otro golpe comando como el del micro de Reina: “El jefe de calle se equivocó”, dijo un delincuente


Al menos cinco ladrones armados asaltaron este miércoles un micro de larga distancia en el que viajaban 59 pasajeros. Tras amenazar al chofer y robar pertenencias, los abandonaron sobre la colectora de la autopista Riccheri, cerca del predio de la AFA, en Ezeiza.

Fuentes policiales confirmaron que el golpe comando ocurrió alrededor de las 5 de la madrugada cuando un ómnibus de la empresa “Rutamar” volvía de Villa Gesell hacia San Justo (La Matanza).

“Salimos desde Villa Gesell luego de pasar el fin de semana largo, pero no sé porqué la empresa nos hizo cambiar de micro en Mar de Ajó. Veníamos bien, la mayoría durmiendo pero por la autopista el micro empezó a hacer maniobras raras. Pensamos que habíamos chocado”, relató Julieta, una de las pasajeras.

En charla con Telefé, una de las damnificadas contó: “Fue una pesadilla. Son cosas que pensás que nunca te pueden pasar. Pero estos tipos sabían bien lo que hacían. Por cómo actuaron parece que lo hacen todos los días, eran especialistas”.

“Fue horrible -contó Julieta en medio del llanto-. La mayoría estaba durmiendo, había gente con discapacidad. De repente habían roto un par de vidrios de las ventanillas y entraban por las ventanas. Yo estaba en el piso de arriba pero veía clarito como se metían por el piso de abajo. Eran como siete”, dijo.

Luego de obligar al micro a frenar, tres de los asaltantes amenazaron al chofer con armas cortas.

“Tiraron al piso a los choferes y se los llevaron para el fondo del micro. Ellos se apoderaron del micro. Y nos gritaban ‘¿dónde está la plata?’. Volvíamos de la Costa, no traíamos un peso”, se sinceró.

Una vez que los tres delincuentes estuvieron a bordo, dos se ocuparon de robar las pertenencias de los 69 pasajeros, mientras que un tercero se quedó vigilando al chofer. Según las víctimas, todo duró entre 15 y 20 minutos.

En principio y tras un rato de estar el micro detenido, la orden hacia el chofer fue directa: retomar por la autopista Riccheri mano hacia la Ciudad.

“Estaban confundidos. Nos preguntaban por qué no íbamos a La Salada. Se insultaban entre ellos porque tenía mal el dato. Por eso nos pedían la plata”, continuó Julieta.

Sospechas sobre la Policía

Otra pasajera, Antonella Rivera, contó que los delincuentes parecían tener un dato errado. “El jefe de calle se equivocó”, escuchó que le dijo uno de los ladrones a otro, pensando que los pasajeros iban a un tour de compras y llevaban dinero en efectivo. Por eso, investigan si el asaltante se refería a algún policía.

Antonella añadió que viajaba con su hija de tres años, que tiene una discapacidad, y que le pidió a uno de los atacantes que no se llevara su riñonera porque llevaba el carné, pero no le hizo caso.

“Tipo cinco de la mañana me levanto para hacer unos mates cuando el micro se frena de golpe y escucho gritos, yo estaba con mi nena de 3 años con autismo y mi nena de 9 años y les dije a los pasajeros de atrás que llamen al 911 porque estaban robando”, relató.

Puntualizó que los ladrones llevaron “a los choferes al fondo de todo, empezaron a patearlos y uno de los delincuentes manejaba el micro”, tras lo cual pidieron que los pasajeros cerraran las cortinas.

“Vinieron encapuchados, con barbijo y nos apuntaron, le dimos las pertenencias, celulares, bolsitos de mano. Una chica se puso nerviosa porque no quería entregar las cosas y le apuntaron en la cabeza”, afirmó la mujer, quien añadió: “Nos decían ‘ustedes tienen plata, tienen plata'”.

Otros testimonios dieron cuenta de que los ladrones se movilizaban en dos vehículos; uno de ellos identificado como un Ford Fiesta.

Tras desvalijar a todos los viajantes, los delincuentes detuvieron el micro en la zona de la banquina, por colectora, y huyeron a bordo de los vehículos, manejados por otros dos cómplices.

Una de las fuentes policiales citadas por Télam confirmó que “se investiga si los delincuentes pensaban que el micro venía de la feria La Salada”.

Los pasajeros dieron su testimonio de los sucedido en la comisaría 4ta. de Tapiales.

El hecho quedó caratulado como “robo con armas” y es investigado por la fiscal Andrea Palín, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 Descentralizada de San Justo.

Ahora, agentes de la comisaría de La Tablada están abocados a analizar las cámaras de seguridad de la zona y a recoger testimonios de los damnificados como para lograr identificar los vehículos en los cuales se trasladaban los cinco delincuentes.


Te puede interesar

Provincia da luz verde para los aforos del 100% pero solo para vacunados con dos dosis

Las autoridades permitirán ampliar la capacidad en shows de hasta 1.000 personas al aire libre, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad