Por qué está libre el ex funcionario de Tandil que atropelló a un joven, lo mató y luego escapó


Luciano Jaureguiber se presentó en la comisaría doce horas después de quitarle la vida a Sebastián Simón. Sin embargo, aún no está detenido. La indignación del padre de la víctima

Por Pilar Safatle

“Si yo piso un perro ya estoy en Sierra Chica. Este tipo mató a mi hijo y está en la casa”, dice a Infobae Marcelino Simón. Su hijo Jorge Sebastián, de 20 años, murió este lunes tras un día de agonía, luego de que Luciano Jaureguiber (43), el ahora ex director de Espacios Verdes Públicos de Tandil lo atropellara con su auto y luego escapara del lugar.

Jaureguiber, que ya fue desplazado de su cargo, efectivamente está en libertad.

El fiscal Damián Borean, a cargo de la UFI N° 12 del departamento judicial de Azul, pidió su detención en las últimas horas por el homicidio culposo agravado de Jorge Sebastián.

Sin embargo, la detención no se hará efectiva hasta que la jueza Stella Maris Aracil, a cargo del Juzgado de Garantías N° 2, no la ordene: tiene un plazo de 5 días para resolverlo. La defensa de Jaureguiber, en tanto, solicitó la eximición de prisión.

Jorge Sebastián Simón tenía 20 años. Caminaba con un amigo cuando lo embistió el auto de Luciano Jaureguiber

El episodio ocurrió en la madrugada del domingo, cuando Sebastián y su amigo, Alexander Velozo, caminaban cerca del cruce de las calles Azucena y Misiones, en el barrio La Movediza de la ciudad de Tandil. Cerca de las 4:30, un Volkswagen Gol que se acercaba detrás de ellos, embistió a Sebastián, que en enero próximo hubiera cumplido 21 años. El conductor no atinó a detenerse. Aceleró y escapó.

Su amigo, que resultó ileso, pidió ayuda y un grupo de vecinos llamó a la ambulancia que lo trasladó de urgencia al hospital municipal Ramón Santamarina, donde quedó internado en terapia intensiva con un grave traumatismo de cráneo y asistencia respiratoria. El lunes a la madrugada, algunas horas después de que se confirmara que había sufrido muerte cerebral, Sebastián falleció.

Casi 12 horas después del hecho, cuando Sebastián todavía estaba vivo, Jaureguiber se presentó en la Comisaría 2ª de Tandil, se responsabilizó por el hecho y tras ser notificado de la causa penal, quedó en libertad.

La casa del ex funcionario, en la zona de La Elena, tiene una fuerte custodia policial desde este lunes, luego de que un grupo de vecinos arrojara piedras contras las ventanas del edificio municipal y provocara destrozos, incluso en el despacho del intendente Miguel Ángel Lunghi, en una manifestación en reclamo de justicia.

El Volkswagen que manejaba el funcionario cuando atropelló a Jorge Sebastián

En ese momento, de acuerdo a la explicación oficial, el funcionario no fue detenido porque el joven no había muerto y la calificación todavía era lesiones graves culposas.

Como el auto los embistió de atrás, ni Sebastián ni su amigo pudieron ver la patente, ni cuántas personas viajaban en el vehículo, ni en qué estado. Sin embargo, una alta fuente judicial confirmó a Infobae que una cámara de seguridad privada capturó completa la secuencia del accidente.

El video ya integra el expediente y los investigadores aguardan ahora, además de la resolución de la jueza Aracil, los resultados de las pericias realizadas en el vehículo, en la escena del accidente y de los análisis de las muestras de sangre y orina que tomó la Policía Bonaerense al ex funcionario en la comisaría.

Pero los padres y los siete hermanos de Sebastián -él era el menor-, no encuentran consuelo en las explicaciones y vaivenes del proceso judicial.

El cuerpo de Sebastián fue trasladado a la morgue judicial de Azul para la autopsia

“Yo no entiendo nada de esto. Lo único que sé es que mi hijo está muerto, que tenía ocho hijos y ahora tengo siete. Y que este hijo de puta está suelto. Si fuera un hombre vendría a verme, a pedirnos disculpas”, dice Marcelino, que asegura que ni el funcionario ni nadie de su entorno intentó comunicarse con su familia.

El cuerpo de Sebastián fue trasladado en las últimas horas a la morgue judicial de Azul para la autopsia y luego será entregado a la familia. “Un chico tan bueno, con tantos amigos, que vivía de sus changuitas”, lo describe su papá, que esperaba celebrar mañana su cumpleaños junto a todos sus hijos y ansía que antes de que puedan velar a Sebastián, Jaureguiber sea detenido.

“Quiero que esté preso pero me gustaría hablar con él”, dice también Haydée, la mamá del joven. “Quiero preguntarle por qué lo mato, qué se le pasó por la cabeza, porque me lo dejó tirado así”.

“¿A quién le doy el regalo que preparé para su cumpleaños? Su cama está vacía. Lo espero y no llega”, agregó la mujer desde los tribunales de la ciudad, donde aguardan una audiencia con la jueza. “Él está libre porque tiene plata y nosotros acá porque somos pobres”.

 

 

 

 

 


Te puede interesar

Provincia le resta importancia a contar los infectados y pide enfocarse en los casos graves

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, aseguró que es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad