Las lluvias trajeron algo de alivio al campo… y también a la Argentina


Llegaron las ansiadas precipitaciones a zonas muy castigadas donde ya se observan pérdidas productivas.

Por Esteban Fuentes

Este viernes llegó el alivio para muchas zonas productivas. Porque al fin las lluvias dijeron presente en el noroeste de La Pampa, centro norte de Buenos Aires y el sur de Córdoba, zonas muy golpeadas.

En algunas localidades bonaerenses, los acumulados fueron muy importantes. Por ejemplo, en 9 de Julio el pluviómetro marcó 85 milímetros mientras que en 25 de Mayo, llegó a los 65 milímetros, según datos de la Corredora Zeni.

Y se espera que continúen las tormentas hacia el norte del país, zonas más que críticas por la falta de agua que están mermando los rindes de los cereales de invierno (trigo y cebada) y que afecta la siembra de maíz.

Previo a este evento climático, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires lanzó sus estimaciones para la campaña 2020/21. La superficie sembrada de los principales cultivos (soja, maíz, trigo, girasol, cebada y sorgo) llegaría a las 33,1 millones de hectáreas, un 1,2% menor que en la campaña pasada mientras que la cosecha alcanzaría a 120,8 millones de toneladas, un 6% menos que el ciclo previo.

Y ante esta caída en volumen, también caen las divisas que ingresarán al país por la venta de los granos, harinas y aceites, ya que en la misma jornada estimaron exportaciones por 25.156 millones de dólares, un 3% por debajo de lo que se prevé para el corriente año.

Más allá de esta baja en la producción de granos, el país entero está mirando al campo. Es que desde este sector, el más competitivo de la Argentina, provendrán los dólares que tanto hacen falta.

Las reservas brutas del Banco Central son de 42.226 millones de dólares. Pero los economistas coinciden en que las reservas netas (sacando acuerdos, encajes, etc) son de US$ 6.500 millones versus las 13.500 millones que había cuando asumió el Gobierno de Alberto Fernández.

De ahí que se profundizaron las restricciones para acceder a la compra de dólares afectando a la economía del país, sin todavía tener definiciones hasta cuándo se mantendrá este “súper cepo”.

Pero para que el campo pueda trae los dólares que tanto hacen falta hay que sacarle el freno de mano. Porque el clima no sólo ha estado en contra desde que comenzó el ciclo actual.

Esta semana los contratistas rurales volvieron a advertir sobre las complicaciones que tienen para trasladarse entre provincia por las restricciones que impuso cada gobernador y alertan que la siembra de maíz y de soja puede complicarse si no se resuelve esta problemática. Así lo planteó el presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA), Jorge Scoppa.

En este sentido, desde la organización que agrupa a los contratistas enviaron una presentación a los gobernadores de las provincias (salvo a las de la Patagonia), con carácter de urgente, para que coordinen un entendimiento entre ellas para los desplazamientos, traslados, ingresos y estadía del personal que están trabajando en el campo.

El objetivo es llegar a un permiso con un solo protocolo entre las provincias limítrofes para evitar inconvenientes como los que están sufriendo desde que comenzó la cuarentena por la pandemia del Coronavirus en marzo.

Entre el 60% y 65% de la superficie que se siembra de granos en Argentina es realizada por los contratistas, como para destacar la importancia de este sector.

Y como si esto fuera poco, para este martes los productores y contratistas de Mendoza, Córdoba, La Pampa y Santa Fe, cortarán todos los accesos a San Luis cansados por la actitud del gobernador Alberto Rodríguez Saá de restringir el acceso a la provincia.

Via: Clarin – Las lluvias trajeron algo de alivio al campo… y también a la Argentina


Te puede interesar

Configurando la siembra tardía de maíz, cómo asegurar el potencial desde el inicio

La adopción de materiales tardíos de maíz crece año tras año, mientras que en esta …

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies