Consejos para las parejas cuya vida sexual se ha visto afectada por el estrés pandémico


Al principio de la pandemia, muchos pacientes con pareja mencionaban el sexo menos de lo habitual. Quedaba desplazado por todas las demás preocupaciones existenciales y problemas emocionales. Pero a medida que el mundo comenzó a reabrirse, su interés por el sexo y la preocupación por el efecto de la pandemia en él fue en aumento.

Y es que, muchas parejas se preguntan si, tras la convivencia diaria, las relaciones sexuales seguirán siendo igual de regulares, o si, por el contrario, podrán recuperar la lívido después de todo el estrés acumulado, sentirse sexy… nuevamente, hablar de sexo abiertamente vuelve a resentirse.

Diferentes investigaciones indican que el sexo se ha resentido durante los dos últimos años. En este 2022 de 22 estudios, que incluían a 2.454 mujeres y 3.765 hombres, se detectó una disminución de la actividad sexual y mayores tasas de disfunción sexual durante la pandemia. 

Otra investigación de 18 países, realizada hasta abril de 2021, mostró que las mujeres experimentaron una menor frecuencia de relaciones sexuales, así como una disminución de la satisfacción sexual.

Son muchos los factores que han contribuido a este funcionamiento sexual comprometido. Entre las razones biológicas están el hecho de que las personas experimentaron más estrés y miedo, menos ejercicio, peores dietas, más consumo de alcohol y tabaco, y un mayor uso de antidepresivos y ansiolíticos.

Además, los índices de ansiedad, depresión y conflictos en las relaciones, que afectan negativamente al sexo, aumentaron de forma considerable durante la pandemia. Estar atrapado en casa con la pareja y los hijos y no tener intimidad también contribuyó a empeorar el funcionamiento sexual.

Con la llegada de la normalidad a nuestras vidas, ahora parece un buen momento para que las parejas revitalicen su vida sexual e, incluso, los encuentros casuales con escorts en Buenos Aires en sitios como Simple Escorts o Skokka. He aquí algunos consejos para ayudar a las parejas a reencontrarse físicamente.

Decidir juntos que el sexo es importante

Si estáis decididos a reavivar vuestra vida sexual es importante que toméis la decisión de manera conjunta para, seguidamente, pasar a la acción. Caemos en el error de creer que las cosas se arreglarán por sí solas o de intentarlo con terceras personas tales como kines o scorts peruanas, pero no es así. Si queremos un cambio en nuestras relaciones sexuales hay que darle prioridad al sexo. 

Hay parejas que lo conseguirán de forma sencilla, ayudándose mutuamente a reducir el estrés y el cansancio, intercambiando responsabilidades o marcando nuevas rutinas. Pero para aquellos que encuentren más barreras, es importante dejar de lado cualquier presunción sobre la libido. Debemos desterrar la forma en la que se supone que debe ser el sexo o lo que constituirá la intimidad sexual en una noche determinada. 

Idealizamos demasiado el acto sexual en sí, el sentir un deseo ardiente, experimentar fuegos artificiales en la cama o alcanzar orgasmos simultáneos. Pero todo ello viene sobre todo a causa de las representaciones irreales de series o películas de ficción que suelen ser contraproducentes.

Hablar de sexo

La gran paradoja de la sociedad moderna en la que vivimos es ver cómo el sexo está presente en todas partes y en cualquier momento del día (programas de tv, series, revistas, podcasts, apps de citas) pero, sin embargo, la gran mayoría de las parejas evita tener conversaciones al respecto, especialmente si prevén algún desacuerdo.

No debes olvidar que las preferencias sexuales, las fantasías y las diferencias en los niveles de deseo pueden comunicarse y negociarse siempre con tu pareja con empatía y amabilidad.

Ignorar el mito de la espontaneidad

¿Sabías que solo el 15% de las mujeres experimentan el llamado “deseo espontáneo”? Otro de los factores clave que perjudica la vida sexual de pareja es la cultura popular de pensar que se ama, el deseo debería aparecer de la nada, dando lugar a un sexo apasionado y espontáneo. 

Lo verdaderamente cierto es que el deseo tiene una respuesta directa en el contexto, las sensaciones, los olores… Así que no descartes nunca poner en práctica vuestras fantasías sexuales, esas cosas también pueden aumentar el deseo.

Aumentar la novedad y el juego (no sólo en el dormitorio)

Si algo bueno se puede sacar del confinamiento es la forma en que las parejas convivientes o no convivientes se han reinventado en cuestión de sexo. Para superar el aburrimiento y la monotonía, las actividades novedosas y los juegos eróticos han demostrado que se puede aumentar el deseo y la satisfacción sexual. 

Después de dos años con ropa de ocio de trapo, con escasas interacciones con el mundo exterior, incluso vestirse bien y salir a cenar se han convertido en toda una aventura emocionante. Mejor aún si lo convierte en una sorpresa.

Es tiempo de reavivar la pasión y aprovechar esta nueva oportunidad que nos da la vida para crear crear una vida sexual mejor que antes de la pandemia.


Te puede interesar

Martín Guzmán cruzó al kirchnerismo, que pidió subir las retenciones: "Las decisiones del Presidente se respetan"

El ministro aseguró que hay una decisión política tomada y que los derechos de exportación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad