Horror en Moreno: confesó que mató y descuartizó a su mujer por un ataque de celos


El hombre acudió a la comisaría a denunciar que su esposa había sido secuestrada, pero el relato llamó la atención de los efectivos y terminó revelando el femicidio. La cabeza y el torso de la víctima aparecieron en un campo de Francisco Álvarez. Siguen buscando los brazos y las piernas.

Un brutal femicidio conmueve al partido de Moreno, en el oeste del Conurbano bonaerense: un hombre confesó ante la Policía que mató a su mujer, la descuartizó y arrojó sus pedazos. El presunto asesino fue a la comisaría a denunciar un secuestro pero se terminó quebrando. El móvil del femicidio habría sido una infidelidad de la mujer. Todavía no se encontraron todas las partes del cuerpo: hasta el momento los investigadores habían hallado la cabeza y el torso de la víctima.

El horror se comenzó a desenredar el viernes en horas del mediodía cuando Juan Darío Sanabria Báez (36) se presentó en la Comisaría 4º de Moreno (Cuartel V). Denunció que su esposa, madre de sus cinco hijos, era víctima de un secuestro extorsivo. Declaró que había recibido un llamado de los delincuentes exigiéndole una fuerte suma de dinero, caso contrario la iban a matar. El relato llamó la atención a los efectivos: él es albañil, ella ama de casa, sin antecedentes por delitos y con una vida relativamente tranquila, según señalaron medios locales. La pareja había llegado de Paraguay hace unos diez años y tenían cinco hijos en común: tres nenes de 14, 11 y 9 años, y dos niñas de 2 y 4 años.

Según sus dichos, los captores le enviaron mensajes de WhatsApp desde el celular de ella en los que le exigieron la entrega de 100.000 dólares para liberarla, caso contrario la iban a matar y vender sus órganos. Ante esa denuncia, los investigadores de la Justicia federal de Morón analizaron los teléfonos de la pareja y determinaron que la última ubicación de ambos aparatos fue por la ruta 24, por lo que la pareja estaría junta en ese momento.

Además, los policias averiguaron que el hombre cobraba un sueldo mínimo por una obra y que era propietario de un Renault 19 que no funcionaba.

Bajo el interrogatorio policial Sanabria Báez se quebró y confesó haber asesinado a Nilda Rosa González Ojeda (29) entre la noche del jueves y la madrugada del viernes. Al parecer la atacó a golpes y luego, en el baño, la descuartizó. La escena del crimen fue la casa familiar ubicada sobre la calle Azteca, a 200 metros del cruce con la calle General Fructuoso Rivera. El móvil del femicidio, según Actualidad de Moreno, habría sido una infidelidad por parte de la mujer.

“La chica andaba con otra persona, yo hablé con ellos, les dije hay que comportarse en la vida y seguir adelante. Él salió a trabajar y se olvidó la SUBE, volvió y la encontró en la cama con otro”, contó esta mañana Juan, padre del albañil, al canal C5N.

En colectivo, dentro de una mochila

De acuerdo a lo que contó el albañil, en un colectivo, dentro de una mochila, llevó la cabeza y el torso hasta el campo en El Quijote. Brazos y piernas los habría arrojado en el pozo ciego del predio, que compartían con los padres y un hermano de Sanabria Báez.

Personal de la DDI realizó un rastrillaje por la zona hasta que halló la mochila con las partes de la mujer en el predio ubicado en la avenida San Fernando del barrio El Quijote de Cuartel V, entre el límite de Moreno y José C. Paz. En tanto, Bomberos Voluntarios y especialistas de la Policía Científica trabajaron durante la madrugada de este sábado en el pozo ciego donde estarían los miembros, pero no hallaron nada. Retomaron la tarea esta mañana con el apoyo de un camión atmosférico. Estuvo presente personal de la DDI de Moreno y General Rodríguez y también funcionarios de las secretarías municipales de la Mujer y de Seguridad.

La búsqueda de los brazos y las piernas de Nilda dio esta madrugada resultados nulos. (Actualidad de Moreno)

El reconocimiento de culpabilidad de Juan Darío Sanabria Báez, por su parte, no tiene validez legal porque fue ante la Policía. Se prevé que mañana domingo sea indagado por la Justicia.

Los operativos fueron supervisados por la UFI 3 del Departamento Judicial de Moreno y General Rodríguez a cargo de Luisa Pontecorvo en la causa caratulada como “Homicidio agravado por violencia de género y por ser cometido por un hombre contra una mujer. Femicidio”. (DIB) MM


Te puede interesar

El tribunal de Dolores ordenó investigar a Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo por falso testimonio

Los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia hicieron lugar al planteo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad