"Los padres tienen que saber que no hay chance de que las clases vuelvan en ningún distrito de la Provincia"


Se lo dijo a Clarín a Agustina Vila, la titular de la Dirección de Escuelas Bonaerenses. Comenzó a tener reuniones con intendentes para evaluar casos particulares. Hay más de 55 mil alumnos que perdieron el vínculo con las escuelas.

A seis meses y una semana de la suspensión de la actividad en las escuelas y con un indice de contagios por COVID 19 que se resiste a ceder en la provincia, las autoridades educativas sólo pueden ofrecer hoy una certeza: No hay fecha prevista para el regreso de las clases presenciales en el territorio bonaerense.

Buenos Aires presenta panoramas diferenciados del impacto de la pandemia. El Gran Buenos Aires, que concentra todavía el 88% de los casos positivos que se suman todos los días aparece lejos de la reapertura de las aulas. Lo reiteró este domingo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta: “No están dadas las condiciones epidemiológicas para dar ese paso en el área metropolitana”, aseguró.

Pero ¿que podría ocurrir en la pampa profunda, en municipios que no tienen detectados contagios? Hay tres intendencias que por ahora se mantienen invictas del ataque de la peste: Rauch (a 276 kilómetros de La Plata, cerca de Tandil); Adolfo Alsina (650 kilómetros al sudoeste) y General Pinto (en el límite con La Pampa). Son localidades con menos de 15 mil habitantes y con establecimientos que no superan los 400 alumnos en sus matrículas.

“No hay posibilidad de regreso en ningún distrito. Si se incorpora la actividad en una de esas ciudades, puede haber docentes que se trasladen de un distrito a otro y transmitan el virus. No podemos arriesgar”, dijo a Clarín la directora General de Escuelas bonaerense, Agustina Vila.

En los últimos días, el gobierno de Axel Kicillof sintió la presión de algunos intendentes opositores que proponen “alternativas para recuperar cierta normalidad” en el sistema educativo. El jueves ingresaron a la jefatura de Gabinete variantes presentadas por los alcaldes de San Miguel, Tres de Febrero y La Plata.

“Luego de conversar con directivos de escuelas de gestión estatal y privada, elevamos una propuesta a Provincia para que alumnos de 6to año, que terminan ahora su ciclo escolar, puedan volver a realizar actividades en los establecimientos, con estrictos protocolos”, explicó el jefe comunal de San Miguel, Jaime Méndez. El platense Julio Garro propuso habilitar espacios en la República de los Niños para actividades de “socialización escolar”.

Vila recibió a una decena de jefes distritales, todos del conurbano, entre ellos los que pedían avanzar un paso en la reapertura de institutos. “El regreso requiere que la circulación comunitaria sea baja o nula. Esto será progresivo y con estándares epidemiológicos que nos permitan transitar un camino seguro”, fue el planteo de la ministra. O sea: por ahora la respuesta es no.

El tironeo con intendentes opositores replica la polémica abierta en Ciudad de Buenos Aires, donde el gobierno porteño pretende reabrir espacios educativos para unos 6.500 estudiantes que no lograron conectarse y han perdido la oportunidad de seguir aprendiendo a distancia.

En la Provincia, Vila reconoció que hay más de 55 mil estudiantes “desvinculados de las escuelas”. Son de los ciclos inicial, primario y secundario. Pero la gestión bonaerense descarta una variante como la de los colegas de CABA. “Para los que no pudieron mantener el contacto con sus docentes o tuvieron problemas -de conectividad o de recursos- se hace un trabajo cotidiano y permanente de directivos, maestros y autoridades provinciales”, explicó la ministra.

En esos tres niveles, Buenos Aires tiene más de 3,7 millones de alumnos. “El índice de desvinculación con la escuela como consecuencia de la pandemia está en el 1,5 a 2%”, reconoció Vila. Es decir, el número total podría alcanzar a los 74 mil niños y adolescentes que en algún momento de la cuarentena de más de seis meses quedaron desconectados de su referencia educativa.

“Es innegable el impacto educativo y afectivo que dejó la pandemia más allá del inmenso trabajo que se realiza para mantener la continuidad pedagógica. Todos anhelamos el regreso a las clases presenciales porque entendemos que el encuentro presencial en la escuela es insustituible y una de nuestras prioridades”, les explicó la directora de Escuelas a los intendentes.

Pero admitió que resulta clave tener un discurso claro para la comunidad, para no generar falsas expectativas. “A los padres les tenemos que decir hoy, que no hay una fecha de regreso a clases”, aseguró a Clarín después del encuentro.

A diferencia de lo que ocurre con CABA, en Provincia las autoridades tienen el acompañamiento de los gremios. Hace 40 días, el secretario General de Suteba, Roberto Baradel, adelantó que “hasta que no haya una vacuna no podemos pensar en el regreso a clases como era hasta antes del coronavirus”. El dirigente kirchnerista que apoyó la postulación de Kicillof consideró que “la presencialidad implica una movilización de gente muy grande de chicos y grandes a las escuelas. Sería contradictorio con el mensaje de reducir los movimientos que impulsa el gobierno”.

Ahora, la secretaria de ese sindicato, María Laura torres, dijo a este diario que “para comenzar a avanzar en ese camino en principio deben hablar los ministros de Salud y definir la realidad epidemiológica de Buenos Aires y después de cada ciudad, porque la provincia tiene diferentes fases”.

Mirta Petrocini, presidente de la FEB, explicó que “se debe hacer un trabajo serio para ir hacia la presencialidad. Todos los días estudiamos protocolos y variantes para volver con responsabilidad. Pero necesitamos que el gobierno garantice las condiciones de seguridad para los docentes y para los alumnos”.

En relación a los estudiantes que perdieron el contacto con la escuela, Torres apuntó contra la gestión del gobierno de María Eugenia vidal: “ahora todos sabemos que si el programa conectar igualdad, que era mucho más que entregar una computadora, se hubiese mantenido como política de estado durante los últimos 4 años hoy estaríamos en un escenario más favorable para trabajar en la continuidad pedagógica”.

Via: Clarin – “Los padres tienen que saber que no hay chance de que las clases vuelvan en ningún distrito de la Provincia”


Te puede interesar

Los judiciales pararán este jueves para exigir nueva oferta de Provincia

Los trabajadores nucleados en la Asociación Judicial Bonaerense realizarán este jueves un paro de actividades …

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies