“El intendente estaba disponible para ir a buscar esos respiradores, pero tuvimos que esperar 24 horas para que lleguen a Región Sanitaria y puedan sacarse una foto”


Un Sala auténtico fustigó a la oposición política de General Villegas y la acusó de hacer política con la pandemia. «Tenés que recibir esa patada al hígado de gente que, por su ineptitud, adopta el ataque como mejor estrategia», dijo el director del Hospital sobre las críticas efectuadas por Sol Fernández.

Paciencia, calma, mesura, son atributos que difícilmente puedan ser asociados a la personalidad del director del Hospital, Dr. Raúl Sala, un hombre visceral que gusta de decir las cosas sin pelos en la lengua y de la manera más cruda posible.

Las críticas de Sol Fernández cayeron como una bofetada para el profesional de la salud, quien recogió el guante y fustigó a la principal referente del Frente de Todos de General Villegas. Un Sala auténtico que se mostró dolido, que no se guardó nada y que prefirió no nombrar a la concejal opositora para no darle ni siquiera una pizca de entidad.

«Lamentablemente están haciendo política con esta pandemia. Algunos referentes políticos locales están sacando rédito de esta situación por la que estamos atravesando estas últimas dos semanas. Yo no debo hablar de política, tengo que tener los cañones ocupados en salud, tengo que tener la mente ocupada en un horizonte que es tratar de mejorar y revertir esta situación. Pero hay dos situaciones que a mí me causaron mucha angustia y desilusión. En primer lugar, nosotros estamos desbordados atendiendo a toda la población que lo demanda, tanto por patologías no COVID como aquellas personas que tienen patología COVID, y encima tenemos que escuchar que gente muy importante de la política nacional y provincial digan que el sistema de salud se relajó. ¡Hace más de un año que estamos laburando! Dicen que empezamos a atender patologías que no eran COVID y desatendimos el COVID. Eso es hablar desde el desconocimiento porque a una patología no COVID, como un infarto, tenés que atenderla porque sino se te muere. Tenés que atender a todos. Encima a nivel local te tenés que fumar lo que dicen en radio, escudándose atrás de un micrófono, poniendo ejemplos de moralidad y solidaridad ciudadana cuando nunca nadie, desde que comenzó la pandemia, se acercó a la Dirección a preguntarme de qué manera podían colaborar. Pero sí se acercan a un micrófono para defenestrar al sistema de salud, el cual hoy por hoy es la única opción para poder luchar contra esta pandemia. Tenés que recibir esa patada al hígado de gente que, por su ineptitud, adopta el ataque como mejor estrategia. ¡Acérquense acá, que los necesitamos para cargar datos, para concientizar a la gente, no para salir a hablar mal del sistema de la salud y la desorganización!», disparó.

Pero eso no fue todo. El director del Hospital volvió a cargar las tintas contra Sol Fernández por una cuestión que ambos se arrogan como logro de sus espacios políticos: la gestión de dos respiradores que llegaron al nosocomio desde Provincia y a través de la Región Sanitaria II.

«El segundo hecho es doblemente agravante: el viernes recibimos la visita del director de Región Sanitaria donde se lo puso en autos, se le explicó y se lo llevó al territorio para que vea la cantidad de camas ocupadas, la cantidad de pacientes de terapia que teníamos. También se le mostró el centro complementario extrahospitalario que habíamos puesto en ADERID, con 30 camas y donde ya había pacientes internados. En esa visita se consiguieron dos respiradores de la Provincia. Eso fue el día viernes al mediodía. Teniendo una necesidad inminente de tener esos respiradores acá y teniendo al señor intendente en CABA dispuesto a ir a buscarlos a La Plata, tuvimos que esperar 24 horas que esos respiradores llegaran a Región Sanitaria para sacarse una foto. ¿Cómo no voy a estar dolido con los políticos y con cómo están manejando la salud?», se preguntó.

«¿Qué tiene que hacer una referente local (por Sol Fernández), que nunca apareció en el Hospital, en Región Sanitaria sacándose una foto con dos respiradores que la provincia nos había mandado? El intendente no los pudo retirar el mismo viernes y nosotros los necesitábamos para ventilar pacientes. Es el pueblo el que consigue esos insumos, a través de sus impuestos. Acá lo importante es que no tenga nombre y apellido, porque sino somos todos ‘figurettis’. Acá lo importante es que los insumos estén en tiempo y en forma para que sean utilizados por los pacientes que los necesitan y no para sacarse una foto y entregar los respiradores 24 horas después», castigó.

La polémica de los tubos de oxígeno en las redes sociales
Este fin de semana aparecieron varias publicaciones en las redes sociales de vecinos villeguenses que decían necesitar oxígeno para ellos o sus familiares y preguntaban dónde se podían recargar.

La situación, obviamente, alertó a la ciudadanía ya que la provisión de oxígeno debería estar garantizada por el Hospital para todo paciente que lo requiera.

Sala también habló de este tema, manifestando que se trata de una «maniobra maliciosa que se está manejando en las redes sociales».

«Estamos teniendo un 97/98 % de ocupación de camas, con un personal desgastado, con más de 20 bajas en el servicio de enfermería por ser COVID positivo o estar aislado por ser contacto estrecho, con dos médicos que han resultado ser COVID positivo, con un cansancio total, con un sistema público que se va modificando de acuerdo a la demanda, con un servicio de enfermería a domicilio que hace 40 o 50 domicilios diarios. Es cierto que entre el jueves y el viernes hemos aumentado el consumo de oxígeno en forma exponencial debido a la cantidad de pacientes que lo requieren. En épocas normales un consumo de 3000 metros cúbicos de oxígeno mensuales alcanzaba y sobraba para la demanda hospitalaria. Pero de un día para el otro consumimos 1200 metros cúbicos. Tuvimos un consumo de oxígeno que superó las expectativas, pero jamás nos quedamos sin oxígeno. Eso hubiese sido una catástrofe total, hubiese sido un colapso sanitario con muchísima cantidad de muertos. Jamás nos quedamos sin oxígeno, pero hay gente que se encarga de poner su cuota de perversidad a la situación», afirmó.

«Nosotros no podemos distribuir oxígeno domiciliario porque estamos abocados a atender con nuestro oxígeno a la gente internada. Debido a este aumento en la demanda es imposible que nosotros estemos proveyendo oxígeno a particulares. Se hizo una excepción y se recargó un tubo de oxígeno para un particular y no sé si no fue un familiar de ese particular el que hizo una publicación en el Facebook. Hacemos lo que podemos en la medida de que podemos. Pedimos solidaridad a la población para que se abstenga de hacer comentarios que, en vez de darnos energía, nos da ganas de bajar los brazos e irnos a nuestras casas», concluyó.

Fuente: Actualidad

 

 


Te puede interesar

Beccar Varela presentó hoy el proyecto de Ley de Buenas Prácticas Agropecuarias para la provincia de Buenos Aires

Fue en la reunión de comisión conjunta de Asuntos Agrarios y Pesca y de Ambiente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad