Villegas: “Me excedí, no le tendría que haber pegado así, no me pude controlar y estoy arrepentido”


Sandra López y su hijo, Matías Rodriguez, quien agredió a golpes de puño y patadas a Lucas Sanchez a la salida de una fiesta que se llevaba a cabo en un estadio cerca del paso a nivel donde ocurrieron los hechos, recibieron en su casa a Distrito Interior para hablar por primera vez de lo ocurrido.

La mujer habló del triste y tenso momento que vive la familia luego de la viralización del video en que se ve a su hijo golpeando al joven que esta tarde fue internado en Terapia Intensiva, por su parte el adolescente de 16 años, contó detalladamente el origen del conflicto que inició por una pelea en el interior de la fiesta en la que su amigo había resultado agredido por quien él agrediría luego y otras personas.

«A mi amigo lo sacó un patovica del interior (del lugar donde se llevaba a cabo la fiesta) y le pegó dejándolo afuera» comenzó diciendo, agregando que al estar alterado por la situación decidió acompañarlo y esperar a quienes lo habían agredido. Una vez que se encontraron en el paso a nivel, habiendo preguntado Rodríguez quienes lo habían atacado al amigo y reconociendo Sánchez que él era uno de ellos, «se sacó» y comenzó la agresión.

«No se que me pasó, no pude contenerme», aseguró, al tiempo que aseguró estar arrepentido por todo lo ocurrido.

Luego relató que aguardó hasta que Sánchez reaccionara, incluso a la llegada de la Policía estuvo en el lugar, siendo los uniformados quienes lo trasladaron hasta su casa luego de tomarle los datos; por su parte Sánchez se habría negado a recibir atención por parte del SAME.

Recién el domingo al caer el día tomó conocimiento de lo que el video había generado y desde entonces, no hizo otra cosa que estar a disposición de lo que su madre le indicara por iniciativa propia, como concurrir al psicólogo, e ir a la comisaría de manera espontánea donde le indicaron que hasta ese momento la denuncia no había sido radicada.

A medida que pasan las horas y se van sucediendo los acontecimientos que son de público conocimiento, a los que se le suman datos como el aportado por Rodríguez que todo comenzó por una pelea en el interior (en la que admitió su amigo menor de edad bebió alcohol) siguen generándose interrogantes que hacen a la autorización y control del lugar, el papel de la seguridad contratada y la Policía en los alrededores.

A su vez, la atención en el hospital a Sánchez a quien no le fue detectada la lesión en el cráneo, si es que hubo estudios por imágenes.

Por el momento, y con la denuncia formalizada por parte de la familia de Sánchez, todo indica que no tardarán en producirse novedades en el caso.


Te puede interesar

Cura de Pehuajó: fueron 7.946 los desaparecidos y 246.000 los niños muertos por la IVE

Durante la misa de “Domingo de Ramos”, el párroco Germán Loriente habló del Alzheimer de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad