Kicillof escuchó reclamos de intendentes radicales: arcas asfixiadas y no a la suma fija


Los jefes comunales le dejaron en claro al gobernador que no tienen fondos para afrontar la medida del Gobierno. IOMA y obras también en agenda.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, recibió este lunes a una comitiva integrada por cuatro intendentes de la Unión Cívica Radical, que llegaron a La Plata con una serie de reclamos que incluyeron las deudas de IOMA, los fondos para los Juegos Bonaerenses y hasta la advertencia por el bono de $60.000 que deberían pagar en sus comunas a los trabajadores.

Kicillof se juntó en Casa de Gobierno con el vicepresidente del Foro Radical e intendente de Rauch, Maximiliano Suescún, a cargo del mismo por la licencia que pidió el presidente, Miguel Fernández (Trenque Lauquen), Gonzalo Peluso (Magdalena), Alejandro Federico (Suipacha) y José Luis Salomón (Saladillo).

En la charla de una hora y media, los jefes comunales plantearon su preocupación por la merma de la coparticipación en comparación con la inflación, por el desfasaje de los fondos que se asignan para las obras, algo que se ve claramente afectada por la suba de precios y la última devaluación.

Asimismo, se quejaron por el dinero que la Provincia gira a los municipios por los Juegos Juveniles Bonaerenses, ya que existe diferencia entre los montos que se paga por cada chico y lo que les cuesta a los intendentes en concepto de hotelería, manutención y viajes.

Pero también se habló, siempre en un clima de buen diálogo, sobre las deudas que mantiene el Instituto de Obra Médico Asistencia (IOMA) con los distritos. “Los intendentes hoy nos encontramos con un problema muy importante, los ingresos no aumentaron y tenemos este tipo de medidas donde no podemos recurrir ni a endeudamiento ni a la emisión. Nuestros ingresos no acompañan el proceso inflacionario. Vamos a tener que hacer frente al nuevo valor de los insumos para prestar los servicios básicos”, explicó Suescún.

Sin embargo, uno de los temas que rondó en la cumbre fue el anuncio del ministro de Economía Sergio Massa de otorgar un bono de $60.000 a los trabajadores de la administración pública. Si bien Kicillof aún no definió si lo replicará en la provincia de Buenos Aires, los intendentes advirtieron que ellos, en el contexto actual, no podrán afrontarlo.

“El gobernador nos dijo que no tiene una decisión al respecto, pero quedamos en coordinarlo porque sin dudas nos va a impactar”, sostuvo Suescún. Sin embargo, desde la Federación de Sindicatos Municipales bonaerenses (Fesimubo) que conduce Rubén “Cholo” García, reflotaron el reclamo para la conformación de la mesa de discusión salarial con intendentes. En toda la provincia hay unos 300.000 empleados municipales y a la mayoría de los alcaldes les resulta complejo sumar un bono.

Antes de la reunión, el gobernador dijo que evaluará en las próximas horas si otorga el bono que impactaría en el bolsillo de unos 600.000 trabajadores de la provincia. “Vamos a encontrar la manera de hacerlo siempre defendiendo el salario de los trabajadores y trabajadoras para que no pierdan con respecto a la evolución de los precios”, dijo a Radio Universidad. (DIB)

 


Te puede interesar

Impuestos: Carbap amenaza con cortar el débito automático; ARBA irá a la Justicia

Los ruralistas dieron plazo hasta mayo para que Kicillof dé marcha atrás con la suba …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad