Peligra el único centro de salud privado de Pehuajó: los trabajadores acusan a IOMA y al intendente


El Intendente de Pehuajó y directivos del IOMA buscan cerrar el único centro de salud privado de la localidad por encontrar “irregularidades leves”.

En Pehuajó, el Intendente Pablo Zurro y directivos del IOMA, buscan cerrar el único centro de salud privado de la localidad por encontrar “irregularidades leves”. En ese marco, los trabajadores de la institución acusan al intendente y a la obra soscial de no permitirles resolver las fallas y de dejar a más de 50 familias sin trabajo.

El pasado 10 de mayo dos médicos de IOMA, Jerónimo Chaparro y Domingo Carmosino, firmaron un acta donde infromaron una serie de “irregularidades leves” y la obra social decidió sacar a la clínica privada como prestadora sin permitirles resolver las fallas.

“El informe labrado por supuestos médicos de IOMA dice que hay unas irregularidades leves, que de ninguna manera pueden ser suficientes para quitarle la prestación a un centro médico, más aún considerando que el 70% de los ingresos de la Clínica provienen de IOMA”, sostuvo el doctor Fausto Cumba, integrante del equipo médico de la institución.

“Esto significa que, si nos quitan la prestación, la institución va a dejar de funcionar. Una cosa es que te digan ‘tenés 30 días para cambiar o arreglar’ estas situaciones que encontraron, pero no pasó eso, decidieron dar de baja la prestación sin darnos la posibilidad de corregir las fallas”, agregó.

Asimismo, el doctor expresó que “entre las irregularidades que señalaron hay cuestiones mínimas, como que la zona de Maternidad no tiene oxígeno, cuando nosotros tenemos oxígeno central en todo el edificio. También indicaron que el consultorio de urología no tiene baño, pero los baños no están dentro de los consultorios, están en las salas de espera, los pasillos y otros lugares”.

Y siguió por la misma línea: “Dijeron que hay medicación cardiológica vencida porque había un medicamento que venció hace unos meses y no se había retirado. Otra de las cosas que destacaron es que había una bebida alcohólica en una heladera. Era una botella de sidra que quedó del 31 de diciembre, que las enfermeras ni siquiera la abrieron”.

Los trabajadores de la institución convocaron a una manifestación para este jueves 29 de junio frente a la Municipalidad, ya que afirman que no es la primera vez que el intendente Zurro interviene para perjudicar a la Clínica del Oeste.

“El intendente siempre ha estado en contra de la clínica por cuestiones políticas, ya que muchos opositores suyos han trabajado en el establecimiento. Ahora, el obstetra Juan Garaventa, que se presenta en las próximas elecciones como precandidato a intendente, también trabaja acá”, aseguró Cumba.

“La Dirección de la clínica en ningún momento planteó algo en contra de lo estatal ni mucho menos, pero el intendente se lo tomó personal contra el centro médico y siempre ha tomado acciones en su contra. Por ejemplo, en Pehuajó a los médicos que no trabajan en la clínica se les paga un 200% más que a nosotros, con la condición de que trabajen full time y no presten sus servicios acá”, cerró.


Te puede interesar

La Anses también avanza con el cierre de oficinas en el interior bonaerense

La decisión complica a vecinos que deben cobras jubilaciones y pensiones, pero también a quienes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad