Soja y maíz: el agua en el segundo metro de suelo, otra clave en un año de sequía


Las recargas de lluvias del fin de semana cambiaron los ánimos para los productores agrícolas, justamente cuando se está cerrando la ventana óptima de siembra de la soja de primera.

De esta forma, los agricultores que se arriesguen a la siembra de la oleaginosa lo harán de manera tardía y sabiendo las consecuentes pérdidas de rendimiento del cultivo.

Lo mismo para aquellos maiceros que definieron implantar el cereal con cierto retraso, respecto al momento óptimo en la fecha temprana. Configurado este panorama, entonces, gran parte de la superficie de cultivos de verano se comportará como superficie “tardía o de segunda”.

MIRÁ Compensación para pequeños y medianos productores de soja y maíz: habrá 15 días para anotarse

El investigador, y actualmente coordinador de Digitalización Agro de IICA, Federico Bert, se preguntó: ¿Es posible esta campaña asegurar los 3.000 kilos de soja? Hizo algunas consideraciones, en un posteo que dejó en el sitio de consultas e información técnica, “Agroconsultas”.

ANÁLISIS DE DATOS

“Las raíces de cultivos llegan hasta los 2 metros de profundidad y el suelo almacena de 200 a 280 milímetros. De esta forma, al menos, se necesitan 250 milímetros para lanzarse a la siembra“.

A lo que agregó que, “asumiendo que un cultivo de soja tiene una eficiencia de uso agua de ocho kilos por milímetro, necesitamos al menos 400 milímetros de agua (más lluvias) para conseguir 3.000 kilos”.

MANEJO

De esta forma, la investigadora del Conicet y la Facultad de Agronomía (UBA), María Elena Otegui, respondió a lo que se preguntó Bert.

“Entiendo que, tanto la soja como el maíz, se comportarán como si fueran cultivos de segunda durante esta campaña en la zona núcleo, independientemente de la fecha de siembra. Funcionarán con las lluvias de la estación, porque no hay agua debajo del perfil Bt (entre 40 a 90 centímetros de profundidad) y porque difícilmente se recargue el segundo metro durante el ciclo”, explicó.

Y agregó que, contrariamente a lo que se suponía, “los cultivos de verano son altamente dependientes del agua en ese segundo metro de profundidad (90 a 150 centímetros de profundidad)”, sostuvo.

MIRÁ Una de las principales amenazas del maíz ya hace ruido en la campaña: la “chicharrita”

De esta forma, concluyó que, “será difícil recargar el segundo metro del perfil cuando estén creciendo los cultivos, si se inicia la siembra de manera generalizada. Más difícil aún será la recarga cuando existen horizontes texturales (Bt) en el medio, como buena parte de la Región Pampeana húmeda.  También será poco probable pensar en excedentes, si se cumple el pronóstico de La Niña hasta febrero”.

Así advirtió que los cultivos crecerán con las lluvias de la estación porque no hay agua debajo del Bt y porque difícilmente se recargue el segundo metro durante el ciclo.

The post Soja y maíz: el agua en el segundo metro de suelo, otra clave en un año de sequía first appeared on Infocampo.



Via: InfoCampo – Soja y maíz: el agua en el segundo metro de suelo, otra clave en un año de sequía


Te puede interesar

Para el Gobierno, la cosecha de trigo caerá 39%

La Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a través de su área …

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad